La educación triste

Publicado por el may 8, 2012

Compartir

Nuestro país está triste; la educación también. España tiene graves problemas estructurales; la educación igual. El modelo de sociedad que en Europa se ha ido construyendo desde el fin de la Segunda Guerra Mundial está en crisis; a la educación le pasa lo mismo. En España y en Europa necesitamos reinventarnos, pero no encontramos ni el modelo ni el camino para hacerlo. Los países que mejor parecen ir no nos gustan como modelo. Emergen China, India, Brasil, Turquía…, pero sus modelos están superados hace décadas a juicio de los europeos. No aceptamos que el modelo político chino, la estructura social india, las desigualdades brasileñas o la influencia política de la religión en Turquía sean modelos a replicar por nosotros. Entonces, necesitamos inventar un nuevo modelo. Pero, ¿dónde están los líderes para visionarlo?, y dónde la sociedad para renunciar a lo que tiene y seguirlos? La educación refleja este estado social de confusión y pesimismo. El modelo que tenemos no funciona bien y además, ahora, no podemos sostenerlo. Un sistema basado en una educación pública de mínimos en primaria y secundaria y de élites en educación superior no aguanta una mayor exigencia en lo primero y una relativa masificación en la universidad. Con abundantes recursos mal gestionados (y sin gestores) y con grandes dosis de abuso e irresponsabilidad. Donde más importante que la educación pública es el empleo público en la educación (una cosa bien distinta). Es prácticamente imposible aislar el debate de la educación del debate sobre el modelo de sociedad. Se oye mucho ruido, protestas a todos los niveles y llamadas a la movilización. Pero, ¿hacia dónde nos movemos?, ¿dónde están esas ideas movilizadoras? El cambio en la educación solo vendrá de la mano del cambio social. Es más, el cambio en la educación será un elemento esencial del cambio del modelo social. Pero aún faltan las ideas. Y sin ideas no hay proyecto. Y sin proyecto no pasará nada. Es la sociedad triste que sucumbió por no saber transformarse. Es la educación triste que la acompaña. La educación está triste, pero no es triste. Y si no, escuchen las risas en las aulas. El sector educativo necesita recuperar la ilusión. Y solo será factible escuchando la voz de los jóvenes y profesionales de la educación a quienes invito a aportar sus ideas para que entre todos podamos cambiar el modelo social.

Compartir

ABC.es

siempre aprendiendo © DIARIO ABC, S.L. 2012

Miguel Carmelo, Presidente de la Universidad Europea, da su versión sobre el panorama actual de la educación... Más sobre «siempre aprendiendo»

Categorías
Etiquetas
Calendario
mayo 2012
L M X J V S D
    jun »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031