El vehículo, un gran aliado con nuestros peques

Publicado por el oct 24, 2014

Compartir

Uno de los problemas que más preocupan a los padres a la hora de afrontar el cuidado de sus hijos es, sin ninguna duda, el del sueño. Existen millones de libros, materiales didácticos y consejos sobre el tema, pero a la hora de la verdad, pocas cosas nos van a ayudar más que nuestra propia experiencia y el día a día que vivamos con nuestros pequeños.

Aún así, sí existen ciertas pautas, que pueden proporcionarnos un descanso un poquito mejor noche tras noche. Establecer una rutina, enseñar al niño a dormir por sí solo una vez acostado o practicar el colecho durante las primeras semanas de vida de nuestro bebé, pueden facilitarnos las cosas o al menos, permitirnos descansar entre dos o tres horas de forma continuada, lo que para muchos, ya es todo un logro.

Si ninguno de estos remedios ‘científicos’ funciona, empieza la larga odisea de descubrir qué pequeñas cosas pueden mejorar el sueño de nuestros queridos infantes. Crear una atmósfera que incide al descanso, reproducir sonidos que recuerden al bebé al útero materno –ruidos blancos como los producidos por las aspiradoras, secadores…-, mantener cerca de su cuna ciertos olores –el de la lavanda, por ejemplo- o algo tan estrambótico como bañar a nuestro bebé en agua previamente hervida con hojas de lechuga, son remedios caseros que han funcionado a miles de familias.

Pero lo que, sin lugar a dudas, muchos habréis escuchado comentar a cientos de padres desesperados por no encontrar en sus vidas ni un solo minuto para el descanso es lo de pasear a vuestro hijo cual Miss Daisy en vuestro flamante, o no tanto, coche.  

Por supuesto, existe una explicación para este curioso fenómeno. Al igual que ocurre a muchos mayores, el vaivén del vehículo si se conduce de una forma prudente y rítmica, el confort que se experimenta dentro del habitáculo, la sensación de seguridad que siente el pequeño al estar su padre o madre tan cerca de él y el sonido monótono que se genera al conducir, hacen que el pequeño caiga irremediablemente en los brazos de Morfeo.

Así, que ya sabe, si este es su caso, si ya no sabe cómo conciliar el sueño y ha probado prácticamente de todo, utilice su vehículo como cómoda mecedora e intensifique la sensación de comodidad de su pequeño con algunos trucos adicionales:

  • Vista a su bebé con ropa cómoda, de manera que no tenga que cambiarlo al acostarlo en su cuna
  • Acompañe el paseo en coche con canciones de cuna que incrementen la sensación de tranquilidad de su pequeño
  • Utilice una sillita segura que sea práctica y confortable

Si después de todo esto, su bebé sigue sin dormir, ármese de paciencia y recuerde algo: ¡no hay mal que cien años dure!

Compartir

ABC.es

Bebé seguro © DIARIO ABC, S.L. 2014

En este blog encontrarás toda la información necesaria para acceder al programa Bebé Seguro, cómo funciona, sus impulsores así como noticias e informaciones relevantes... Más sobre «Bebé seguro»

Etiquetas
Facebook
Twitter
Calendario
octubre 2014
L M X J V S D
« sep   nov »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031