Consejos para disfrutar del primer día de playa con tu bebé

Publicado por el Aug 2, 2013

Compartir

Sus primeros pasos, su primera palabra, su primer diente, y ahora también su primer día de playa. La vida de nuestro bebé está llena de primeras veces, y estar preparado para ellas hará que el momento sea irrepetible.

El nacimiento de un bebé no debería implicar grandes cambios en la rutina familiar de vacaciones. Si los planes habituales de verano incluyen la habitual visita a la playa, la presencia de nuestro pequeño hará que ésta sea aún más especial. Pero para garantizar unos días de auténtico disfrute tendremos que tener en cuenta algunos consejos que harán que el niño aprenda a disfrutar de la costa.

Como primera medida hay que tener en cuenta que no es recomendable llevar a niños menores de seis meses, ya que su piel es aún demasiado sensible para soportar tanto la incidencia del sol como del agua salada y la arena.  A partir de esa edad ya se les puede ver disfrutar de una jornada playera.

La protección solar es fundamental tanto en niños como en mayores, por lo que las cremas, sombrillas, gorros y ropita fresca son imprescindibles en nuestra maleta. Echarle crema a lo largo del día es principal para garantizar que su piel se mantenga sana.

Cuando el pequeño es mayor de los ocho meses ya puede comenzar a disfrutar del agua sin ningún problema. Hacer que se moje los pies y pruebe el tacto de la arena es una de las actividades más divertidas con las que os encontraréis. Meterle en la piscinita hinchable hará que poco a poco se aclimate. Para evitar irritaciones o resfriados es recomendable cambiarle de bañador al terminar el baño y mantenerle seco en todo momento.

Enseñarle a disfrutar del mar es otra de las tareas marcadas. La mayoría de los bebés sienten miedo al ver la playa, por lo que es recomendable pasear con ellos en brazos por la orilla e ir entrando poco a poco. Forzarles no garantiza que se vayan a acostumbrar más rápido.

Cuando nuestro pequeño empiece a andar, lo más recomendable es ponerle unas zapatillas apropiadas, con las que pueda caminar sin problemas, evitando pincharse con pequeñas piedras o conchas. Las tradicionales cangrejeras son la alternativa perfecta, ya que con ellas no sólo caminará por la orilla, sino que también puede meterse al agua cómodamente.

La vigilancia de los pequeños, como en cualquier otro momento, es también esencial. Si el niño ya camina solo es necesario prestarle más atención de la habitual, evitando que se meta solo en el agua o se pierda entre el resto de veraneantes.

Si seguimos estos consejos seguramente consigamos que nuestros niños pasen unos días de gran diversión junto al mar, disfrutando en familia con cada experiencia nueva que se les presente.

Compartir

ABC.es

Bebé seguro © DIARIO ABC, S.L. 2013

En este blog encontrarás toda la información necesaria para acceder al programa Bebé Seguro, cómo funciona, sus impulsores así como noticias e informaciones relevantes... Más sobre «Bebé seguro»

Etiquetas
Facebook
Twitter
Calendario
agosto 2013
M T W T F S S
« Jul   Sep »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031