El ictus, objetivo de todos

Publicado por el Oct 29, 2015

Compartir

Se denomina ictus a un trastorno brusco de la circulación cerebral, que altera la función de una determinada región del cerebro. Los trastornos pueden ser isquémicos, por falta de aporte sanguíneo,en un 85% de los casos, o hemorrágicos, originados por la rotura de un vaso de la circulación cerebral, en un 15%.

 

ictus isquemicoIctus isquémico

 

 

ictus hemorragicoIctus hemorrágico

 

El ictus es la primera causa de discapacidad grave en el adulto. Es la primera causa de muerte entre las mujeres y la segunda en los varones en nuestro país.

Síntomas

El ictus puede presentarse con síntomas muy variados, pero en la mayoría de ellos podremos detectarlos con 5 preguntas muy sencillas:

  • ¿Ha perdido fuerza en la cara, brazo y/o pierna de un lado del cuerpo de forma brusca?
  • ¿Tiene sensación de hormigueo de la cara, brazo y/o pierna de un lado del cuerpo, de inicio brusco?
  • ¿Tiene una alteración repentina del habla con dificultad para expresarse y ser entendido por quien lo escucha?
  • ¿Tiene un dolor de cabeza de inicio súbito, de intensidad inhabitual y sin causa aparente?
  • ¿Tiene dificultad para la marcha?

Ante la presencia de cualquiera de estos síntomas es muy importante activar a los servicios de emergencia lo antes posible, llamando al 112, para que el paciente pueda ser atendido en el menor tiempo posible.Así disminuiremos las posibilidades de muerte por ictus y las posibles secuelas del mismo. Tiempo es cerebro.

Prevención

El ictus se puede prevenir y para ello es necesario hacer hincapié en los principales factores de riesgo de padecer un ictus que son:

  • Hipertensión arterial: Es el factor de riesgo más importante para padecer un ictus. Se estima que causa del 25% al 50% de los casos. De forma general, el objetivo será mantener la presión arterial en valores inferiores a 140/90 mmHg, mientras que en los pacientes hipertensos y con diabetes o enfermedad renal asociadas, deben mantenerse por debajo de 130/80 mmHg.
  • Hipercolesterolemia:Las cifras elevadas de colesterol están relacionadas con un aumento en la probabilidad de padecer un ictus agudo y su tratamiento con fármacos (estatinas) las reduce significativamente.
  • Fibrilación auricular: Es la arritmia más frecuente, presente en un 1% de la población general y hasta en un 10% en las personas de más de 75 años en España. Provoca un tipo de ictus denominados cardioembólicos que son entre un 3% al 5% por año.
  • Tabaquismo: Este factor incrementa el riesgo de ictus de 2 a 4 veces y el de enfermedad carotídea en 5 veces.
  • Diabetes: Los pacientes con diabetes tienen un elevado riesgo de padecer un ictus por su mayor predisposición a desarrollar arterioesclerosis y por una mayor prevalencia de hipertensión en esta población. El estricto control de la presión arterial en los pacientes diabéticos (<130/80 mmHg) determina una reducción del riesgo relativo de ictus de hasta el 44.%

Tratamiento:

El  tratamiento del ictus agudo, en el caso de que sea por falta de riego en una zona del cerebro, consistirá básicamente en reinstaurar la circulación sanguínea cerebral abriendo de nuevo el vaso obstruido. Para ello es necesario llegar a un hospital antes de las 4 horas y media del inicio de la sintomatología. Por eso es tan importante el reconocimiento precoz de los síntomas. Además estos pacientes recibirán posteriormente una serie de cuidados, fundamentalmente en las unidades de ictus de los hospitales, que ayudarán a su pronta recuperación y a evitar la aparición de secuelas. Y una vez dados de alta seguirán con un tratamiento de rehabilitación para intentar minimizar las secuelas del ictus padecido y un control de los factores de riesgo.

Grupo de urgencias y atención continuada de la semFYC

Compartir

ABC.es

Medicina de familia © DIARIO ABC, S.L. 2015

Todo el conocimiento científico y el buen hacer de los Grupos de Trabajo de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) se ponen a disposición de los lectores de ABC Más sobre «Medicina de familia»

Categorías
Etiquetas