Cáncer de piel y prevención

Publicado por el Jul 10, 2014

Compartir

¿Qué es el cáncer de piel?

El cáncer de piel es el más común de todos los cánceres. Existen diferentes tipos, siendo los más comunes el basocelular y el escamoso o espinocelular, que son cánceres de piel no melanoma y no suelen diseminarse hacia otras partes del cuerpo, alcanzándose altas probabilidades de curación. El melanoma es la forma menos frecuente y más agresiva de cáncer de piel. Procede de un tipo de células denominadas melanocitos y es más probable que invada los tejidos cercanos y se disemine hasta otras partes del cuerpo.

Proliferación de células malignas de la piel (dependiendo del tipo de células)

CancerPiel_esquema

 

En las últimas 2 décadas el número de casos se ha triplicado. La mayoría de los tipos de cáncer de piel son causados por una exposición excesiva a los rayos ultravioletas (UV) procedentes, en mayor medida, de la luz solar. Otras fuentes son las cabinas bronceadoras.

La piel es el órgano más grande del cuerpo y el cáncer se presenta en cualquier parte, pero es más común en la piel habitualmente expuesta a la luz solar, como la cara, el cuello, las manos y los brazos.

CarcinomaEspinocelular Carcinoma espinocelular

CarcinomaBasocelular Carcinoma basocelular

 

¿Qué es la radiación Ultravioleta?

La exposición a la radiación ultravioleta (UV) es el principal factor de riesgo para la mayoría de los cánceres de piel. Las personas que se exponen mucho a los rayos UV tienen un mayor riesgo de cáncer de piel.

Los rayos UVA y UVB constituyen sólo una pequeña porción de los rayos solares, pero estos son la causa principal de los efectos dañinos del sol en la piel. Los rayos UV dañan el ADN de las células de la piel, comenzando el cáncer cuando este daño afecta a los genes que controlan el crecimiento.

Hay tres tipos principales de rayos UV:

• UVA: se asocian a daño a largo plazo tal como las arrugas, pero también se considera que desempeñan un papel carcinogénico en los 3 tipos de cáncer de piel. La mayoría de las camas bronceadoras emiten grandes cantidades de UVA.
• UVB: causantes de las quemaduras solares y la mayoría de los cánceres de piel.
• UVC: no alcanzan nuestra atmósfera, por lo que no se consideran una causa de cáncer de piel.

El grado de exposición a la luz ultravioleta que una persona recibe depende de la intensidad de los rayos, del tiempo que la piel ha estado expuesta y de si ésta ha estado protegida con ropa o protector solar.

Los efectos de una continua o intensa exposición solar son:

• Quemaduras

• Envejecimiento prematuro de la piel (arrugas, pérdida de la elasticidad de la piel, manchas oscuras…

• Cambios precancerosos y cancerosos de la piel.

¿Quiénes tienes más riesgo de padecer cáncer de piel?

Las personas con un riesgo aumentado son las que:

• Tienen piel clara o sufren quemaduras solares con facilidad
• Tienen historia de quemaduras solares en la infancia
• Pasan muchas horas al sol (por ocio o trabajo)
• Se exponen al sol de forma intensa en cortos periodos de tiempo (vacaciones)
• Utilizan cabinas de bronceado
• Tienen más de 50 lunares
• Tienen una historia familiar de cáncer de piel tipo melanoma
• Tienen más de 50 años, piel clara y se han expuesto crónicamente al sol
• Son portadores de trasplante de órgano
• Ya han sufrido un cáncer de piel

¿En qué debemos fijarnos y cómo?

Las manchas en la piel forman parte del proceso de envejecimiento corporal. Sin embargo, algunas lesiones de la piel pueden significar un proceso más preocupante o grave. Debemos revisar la piel en busca de lesiones y manchas sospechosas y en caso de duda consultar siempre con un médico.

Es aconsejable que las personas con mayor riesgo de padecer cáncer de piel, revisen su piel una vez al mes ya que la detección temprana y su extirpación precoz son los principales factores para el buen pronóstico del melanoma. Hay que fijarse especialmente en lunares sospechosos según los signos ABCDE del melanoma u otros como el picor, sangrado, cambio al tacto…

A.- ¿La mancha es asimétrica?

Asimetria

 

B.- ¿Son los bordes irregulares

Bordes

 

C.- ¿Tiene más de un color?

Color

 

D.- ¿El diámetro es mayor de 6 mm?

Diametro

E.- ¿El lunar o la mancha ha cambiado en los últimos meses?

Las personas con piel clara y de avanzada edad también deben revisar su piel, prestando especial atención a las zonas habitualmente expuestas al sol, y consultar al médico por aquellas lesiones de reciente aparición en la piel que no pican, pero

• Sangran
• Presentan un lento crecimiento
• Tienen una superficie brillante y elástica
• Parecen un eccema pero no pican, o una herida pero no cicatrizan

Es importante tener en cuenta a la hora de revisar nuestra piel, zonas como:

• Cara, incluyendo la nariz, los labios, la boca y las orejas.

• Cuero cabelludo, utilizando un peine pasa separar el pelo en capas.

Hombres: en caso de calvicie, examine todo el cuero cabelludo.

• Manos, las palmas y el dorso y también entre los dedos.

• Levantar el brazo para examinar la parte interna del brazo y axila. A continuación, fíjese en el cuello, el pecho y la parte superior del cuerpo.

• Mujeres: revise la zona entre las mamas y por debajo de las mismas.

• Utilizar un pequeño espejo para examinar la nuca y la espalda.

• Revise los glúteos y la parte de atrás de las piernas. Terminar examinando las plantas de los pies y los espacios entre todos los dedos.

¿Cómo podemos prevenir el cáncer de piel?

Ante todo, se deben evitar las quemaduras solares, tanto leves (en forma de eritema) como graves (con formación de ampollas).

Algunas medidas minimizan la exposición a los rayos UV:

• Los niños menores de 4 años no deben exponerse al sol. Se deben extremar las medidas de protección durante la infancia mediante el uso regular de un protector solar con un factor elevado [más de 30), camiseta y gorra.

• Buscar la sombra y no exponerse al sol en las horas centrales del día (entre 12 y 16 horas).

• Proteger la piel y los ojos con gorra o sombrero, camiseta, gafas.

• Aplicar el protector solar con un factor elevado (más de 30) cada 2 horas.

• Evitar el uso de cabinas de bronceado.

Compartir

ABC.es

Medicina de familia © DIARIO ABC, S.L. 2014

Todo el conocimiento científico y el buen hacer de los Grupos de Trabajo de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) se ponen a disposición de los lectores de ABC Más sobre «Medicina de familia»

Categorías
Etiquetas