En busca de “El Dorado”

Publicado por el mar 14, 2012

Compartir

Convertida en una de las conspiraciones favoritas de los analistas de sillón, la apatía internacional ante las crisis humanitarias que en lo últimos lustros han azotado países como Somalia se vincula, a menudo, a la “inexistencia” de recursos naturales en ciertas regiones del África Subsahariana (al menos petrolíferos) y, por tanto, a su falta de interés geoestratégico.

Pese a ello, la hipótesis no puede ser más errónea.

De acuerdo a un cable diplomático desclasificado con fecha del 20 de junio de 1991 -solo unos meses antes de la declaración de la hambruna-, el por entonces embajador en Yibuti, Richard Barrett, ya tenía pleno conocimiento de que los yacimientos somalíes eran capaces de producir 300.000 barriles de petróleo diarios.

Quizá para curarse en salud, dos años después, cuatro de las principales compañías petroleras estadounidenses ya se habían “adjudicado” cerca del 70% del territorio somalí para iniciar perforaciones”, según denunciaba entonces el diario estadounidense Los Angeles Times. (Una de las compañías perforadoras, Conoco, ofrecía incluso servicios de protección a los oficiales norteamericanos que se movían por la capital del país, Mogadiscio).

No en vano, desde 2006, African Oil cuenta con la exclusividad -junto a sus socios Range y Red Emperor Resources- para la exploración y explotación de los recursos minerales de Puntland (una región semi-autónoma del norte del país). Pese a ello, su interés se centra tan solo en dos yacimientos: Dharoor y Nugaal, cuya capacidad efectiva es más de 5.000 millones de barriles de crudo, según un reciente informe de la empresa Petrotech Engineering.

En el horizonte, la cuenca del Este de África, una de las regiones petrolíferas más inexploradas y que mayores oportunidades de negocio ofrece.

No es el único caso. Como señala Rolake Akinkugbe, analista del Ecobank Capital, con un crecimiento estimado del cuatro por ciento para la próxima década (por año), el panorama petrolífero del sur del continente nunca ha sido más atractivo para los inversores extranjeros.

Para el analista, varios son los centros regionales a tener en cuenta en este nuevo El Dorado. Por un lado, Ghana quien recientemente se ha incorporado a la “Generación X” del crudo, con una producción diaria de alrededor de 70.000 barriles por día. Por el otro, África del Este, donde los descubrimientos de gas por parte de las compañías petroleras internacionales en Tanzania, Mozambique y Uganda han reavivado el interés de los inversores en esta zona.

Sin embargo, Akinkugbe recuerda otro elemento clave, impopular, eso sí, que será determinante para el desarrollo de la industria local en los próximos años: La eliminación de los subsidios.

Y no es una predicción de futuro, más bien de presente. A mediados del pasado mes de enero y durante ocho días, el Gobierno Nigeria se enfrentó a su particular “primavera árabe” después de que el presidente, Goodluck Jonathan, aprobara un incremento del precio del carburante. Durante aquellos días, el coste al litro pasó de los 65 naira (31 céntimos de euro) a los 140 naira (68 céntimos), sumergiendo al país en una cruenta huelga general.

Finalmente y ante lo paradójico de la situación (pese a producir cerca de 2,4 millones de barriles de crudo al día, el país africano importa prácticamente la totalidad del combustible consumido, sobre todo, a Estados Unidos), el precio final de la gasolina quedó estimado en 97 naira por litro (cerca de 47 céntimos de euro). Medida, eso sí, ciertamente irracional en un país donde la mayor parte de la población sobrevive con apenas dos dólares al día.

“Los subsidios a los combustibles se están eliminando en muchos países de África, en gran parte debido a la presión fiscal que recae sobre los Gobiernos y la falta de incentivos que esto crea en los futuros inversores. Sin embargo, si el continente mejora su capacidad para refinar el crudo, reducirá su dependencia”, destaca Anselm Okolo, analista local.
No es para menos. Según cifras del Banco Mundial, pese a que en 2013 África representarán el 12 por ciento de los suministros mundiales de petróleo, con un volumen de producción de casi 12 millones de barriles por día, en la actualidad, el continente tan solo consume el 5 por ciento de estas reservas. “Si África logra exportar su excedente de producción ya refinado, la economía global dará un vuelco”, reconoce Okolo, quien enfatiza el caso de Ghana, país que podría tener un excedente de 148.000 barriles (refinados) por día para el año 2016.

Conflicto y petróleo. ¿Quién dijo que no había interés geoestratégico en el África Subsahariana?

Compartir

ABC.es

Matatu a África © DIARIO ABC, S.L. 2012

"Un viaje a la realidad del continente africano bajo una mirada alternativa, pero siempre con el recuerdo de que los cínicos no sirven para este oficio". Más sobre «Matatu a África»

Twitter
Calendario
marzo 2012
L M X J V S D
« feb   abr »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031