Las miserias de la independencia sur sudanesa

Publicado por el Nov 9, 2011

Compartir

Son las miserias de la libertad. Según denunciaba recientemente William Garjang, ministro de Medio Ambiente de la región de Unity State (Sudán del Sur), la producción de petróleo en el país africano se ha reducido en una cuarta parte desde su independencia hace cuatro meses.

Para Garjang, la ausencia de trabajadores calificados (generalmente originarios del norte), así como los continuos conflictos fronterizos está minando las posibilidades económicas del Estado más joven del mundo.

La denuncia del Gobierno de Juba se produce tan solo unos días después de que su vecino norteño también reconociera que su producción de crudo se había reducido a los 117.900 barriles diarios (cuando la conjunta entre ambos territorios ascendía a 459.900).

No son cifras menores. Hasta su independencia el pasado 9 de julio, el 98% del presupuesto de Sudán del Sur se basaba en la extracción de petróleo. No obstante, y pese a encontrarse casi el 75% de las reservas en territorio sur sudanés, los acuerdos de paz de 2005 estipulan que ambas regiones se dividieran los ingresos del petróleo a partes iguales.

Aunque en esta partida económica las cartas nacieron marcadas. Como aseguraba recientemente a ABC el ministro de Cooperación Regional (Exteriores), Deng Alor Kuol, desde el comienzo de las extracciones, el Gobierno del norte “mintió” sobre la capacidad real de sus reservas, por lo que ahora tocaba “renegociar los términos del acuerdo”. Sin embargo, este hecho todavía no se ha producido.

Precisamente, para paliar este expolio, el Gobierno de Juba se ha embarcado en la construcción de tres refinerías y un oleoducto a través de Kenia, que evite así territorio musulmán. Aunque esto no implique el fin de la dependencia extranjera. A día de hoy, la empresa estatal China National Petroleum Corporation controla el 40% de los consorcios petrolíferos en Sudán, tanto del norte como del sur.

Por ello, los guiños diplomáticos no dejan de sucederse. El pasado año, Pagan Amun, secretario general del Movimiento Popular de Liberación de Sudán, reconoció que, tras la independencia, su país dotaría de mejores condiciones a las inversiones asiáticas.

El gesto no es menor. Los antecedentes, tampoco. En 2002, la empresa canadiense Talisman se vio obligada a vender el 25% de participación en uno de los consorcios de petróleo de Sudán debido a la presión ejercida por varios grupos pro derechos humanos.

Porque nadie dijo que la independencia fuera a ser fácil.

Compartir

ABC.es

Matatu a África © DIARIO ABC, S.L. 2011

"Un viaje a la realidad del continente africano bajo una mirada alternativa, pero siempre con el recuerdo de que los cínicos no sirven para este oficio". Más sobre «Matatu a África»

Twitter
Calendario
noviembre 2011
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930