Patentar la hambruna

Publicado por el oct 3, 2011

Compartir

Su fórmula no puede ser más simple: cacahuete, azúcar, leche, aceite vegetal y un complejo de vitaminas y micro-nutrientes. Sin embargo, la actual patente que protege al alimento terapéutico Plumpy’nut -utilizado por la mayor parte de las agencias humanitarias y ONGs para mitigar los efectos de la hambruna- impide su producción a gran escala.

El monopolio no es nuevo. A finales de 2009, la organización Médicos sin Fronteras ya exigió a la empresa licenciataria del producto -la francesa Nutriset- el establecimiento de una política de licencias más flexible. Cayó en saco roto.

The need for humanitarian nutritional products is vast. These products will need to be of good quality and at the lowest possible cost. There needs to be more than one world wide supplier to ensure a secure supply chain at all times and allow for surge capacity for large nutritional emergencies. The intellectual property pertaining to nutritional products of a humanitarian nature must therefore be handled differently from that pertaining to commercial products.

En su defensa, Nutriset aduce que sin esta restricción los productores occidentales inundarían el mercados africano con productos más baratos, lo que provocaría la quiebra del sistema financiero local.

Pese a ello, solo en 2007, UNICEF adquirió alimentos terapéuticos por valor de 80 millones de dolares. La práctica totalidad: Plumpy’nut.

Porque si la crisis humanitaria somalí no fue una simple serpiente de verano, tampoco lo fueron (ni serán) sus beneficiarios.

Compartir

ABC.es

Matatu a África © DIARIO ABC, S.L. 2011

"Un viaje a la realidad del continente africano bajo una mirada alternativa, pero siempre con el recuerdo de que los cínicos no sirven para este oficio". Más sobre «Matatu a África»

Twitter
Calendario
octubre 2011
L M X J V S D
« sep   nov »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31