Democracia casera

Publicado por el abr 11, 2010

Compartir

Si ejercer cada cuatro años el derecho al voto es, de por sí, una de las experiencias más descorazonadoras de la vida, que éstas deban prolongarse durante más de dos decenios, lo cierto es que no debe ser demasiado ameno.

Desde hoy y hasta el martes, cerca de 16 millones de sudaneses están llamados a las urnas. Aunque al margen del previsible pucherazo electoral -Omar Hassan al Bashir ya ha avisado que “cortará la garganta” a los observadores internacionales que critiquen su política-, las heridas de la dictadura todavía son evidentes.

Según informaba esta semana el Gobierno local, durante el último ensayo electoral, cerca del 80% de los votos emitidos fueron declararon nulos, ante la incapacidad de la población -cuatro de cada diez habitantes de Sur Sudán son analfabetos- para depositar el voto de forma correcta.

De igual modo, muchos de ellos se han encontrado hoy que desconocían el nombre con el que fueron dados de alta en el registro de voto (hasta con una decena de ciudadanos que aseguraban llamarse Mohammed Hussein, “a secas”, se ha encontrado en Juba este periodista).

Así que no resultaba extraño, que uno de ellos abandonara esta mañana un colegio electoral -todavía con la papeleta en la mano- mientras me espetaba cómo le querían “robar el voto”.

Porque no hay mejor sitio para la democracia, que la mesilla de noche.

Mañana de votaciones en Juba

Compartir

ABC.es

Matatu a África © DIARIO ABC, S.L. 2010

"Un viaje a la realidad del continente africano bajo una mirada alternativa, pero siempre con el recuerdo de que los cínicos no sirven para este oficio". Más sobre «Matatu a África»

Twitter
Calendario
abril 2010
L M X J V S D
« mar   may »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930