Hillary Clinton defiende a las minorías

Publicado por el abr 30, 2015

Compartir

 

“De Ferguson a Staten Island y Baltimore, el patrón es inequívoco e innegable. No soy solo madre y abuela, sino también ciudadana, un ser humano, y mi corazón se rompe al ver a estos jóvenes y sus familias. Tenemos que enfrentarnos a duras verdades sobre raza y justicia en América”. En el más apasionado discurso de Hillary Clinton hasta la fecha, desde que presentara su candidatura a la presidencia del 2016, la exsecretaria de Estado lamentó las recientes muertes de jóvenes negros. Desde el estrado de la Universidad de Columbia llamó a equilibrar el sistema de justicia criminal, que por su falta de balance ha llenado de furia las calles de Baltimore. Clinton habló del daño que se ha hecho a la sociedad: “Hay algo profundamente erróneo cuando los hombres afroamericanos son detenidos con más frecuencia por la policía y reciben sentencias más largas que los criminales blancos. Hay algo erróneo cuando desaparece la confianza entre las fuerzas de la ley y las comunidades a las que sirven. Es urgente reconstruir los lazos de confianza y respeto en América entre los ciudadanos y la policía”.

Un discurso que acerca a Clinton a los jóvenes demócratas y las minorías, pero que la aleja de muchos votantes que respaldaron a su marido Bill Clinton. Fue Bill quien instituyó muchas de las políticas que ahora rechaza Hillary. La candidata presidencial hizo un llamamiento para colocar cámaras en todos los departamentos de policía del país y terminar con la encarcelación masiva. Su discurso, dos días después del funeral en Baltimore de Freddie Gray, un joven de 25 años que murió mientras se encontraba custodiado por la policía, ha sorprendido a muchos, ya que fue Bill Clinton quien firmó un acuerdo para extender el número de prisiones en Estados Unidos. “No queremos otra generación de jóvenes en las cárceles”. Las últimas muertes de varios hombres a manos de la policía norteamericana han despertado un debate sobre si los miembros de esta institución deberían llevar cámaras en sus uniformes, muchos demócratas de Nueva York, Carolina del Sur y Ohio están exigiendo una reforma inmediata de las leyes. Las palabras de Hillary en Columbia distan mucho de aquellas que pronunció en 1994 cuando apoyaba a su marido, entonces decía: “Necesitamos policías, sentencias más duras para los criminales que repiten en sus ofensas. Hay que evitar que estén en las calles”. En contraste, hoy Clinton, quiere que el dinero federal se invierta en mejores prácticas, reducir la población en las cárceles y no equipar a la policía con tecnología militar.

 

 

Compartir

ABC.es

Perdida en California © DIARIO ABC, S.L. 2015

Un blog dedicado al estilo de vida californiano, las celebrities, el cine, la música, las nuevas tendencias y los secretos de la costa oeste de NorteAmérica. Más sobre «Perdida en California»

Categorías
Etiquetas
Twitter