Don Juan Carlos, el Ivy y un plato de pizza

Publicado por el ene 8, 2015

Compartir

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Don Juan Carlos de Borbón celebró este 5 de enero su 77 cumpleaños, el primero tras su jubilación de la Corona de España en favor de su hijo, el Rey Felipe VI, hace poco más de seis meses. Por primera vez desde que cumpliera los 38 años, allá por el año 1976,  el monarca emérito sopló las velas sin ser Jefe del Estado. Don Juan Carlos inauguró el año en California disfrutando de su retiro entre amigos y viajando. Resulta curiosa la hipérbole periodística que ataca las letras del ordenador cuando se trata de crear una noticia. He leído que el Rey emérito Don Juan Carlos de Borbón “almorzó en un restaurante carísimo de Beverly Hills rodeado de celebridades; el Ivy”. En realidad el Ivy ya no es lo que era y por mucho que se empeñen no está en Beverly Hills sino en Los Ángeles y las tiendas de Robertson Blvd que lo rodean no son, ni de lejos, las de Rodeo Drive en el corazón de Beverly Hills. Don Juan Carlos apareció en una foto robada de un cliente del Ivy, donde otro comensal se levantó a saludarle y a quien el monarca emérito saludó amablemente. A la especulación siguió la exageración. En la terraza del Ivy frente a la calle, los transeúntes y un sinfín de turistas curiosos, Don Juan Carlos daba cuenta de un plato de pizza y un té helado.

Restaurante Ivy

 

Pero volvamos al Ivy, el restaurante decorado con muebles y textiles de la tienda de diseño Índigo Seas, una de las más famosas de la ciudad. El Ivy, que por cierto aparece en la película Cómo conquistar Hollywood, se ganó su reputación de “favorito de las estrellas” en los años ochenta cuando era imposible conseguir una mesa. Actores como Kiefer Sutherland, Jack Nicholson o Anjelica Huston cenaban aquí noche tras noche dos décadas atrás y, aunque todavía mantiene cierto caché, ya no es lo que era.

Cómo sobrevivir en Hollywood

 

Es cierto que a la hora del almuerzo uno puede encontrarse con la madre de Kim Kardashian, Kris Jenner, Melanie Griffith o Sharon Stone (las tres se han hecho muy amigas y salen juntas de compras), pero el Ivy ha pedido encanto. Ni sus sándwiches, ni sus ensaladas, ni su pasta, ni sus pizzas, ni su soufflé de chocolate siguen de moda. En realidad el Ivy se ha vuelto antiguo, recibe muchos turistas y asusta a las celebridades con tantos buscadores de “selfies” y paparazzis. En este restaurante es fácil encontrar europeos en sus mesas en busca de un almuerzo tardío porque su cocina no cierra al mediodía y sirven hasta bien entrada la tarde (pocos restaurantes se atreven con ese horario). Y ya que estamos recorriendo Robertson Blvd a pocos metros del Ivy se encuentran los dos restaurantes más “trendy” entre los ejecutivos y estrellas de Hollywood; Madeo, un clásico con una lista de vinos impresionante, y Craig’s donde ayer mismo George Clooney dio un cóctel para celebrar el premio Cecil B. DeMille que le entregarán en el próximo domingo en los Globos de Oro.

 

The Ivy 113 N Robertson Blvd.

Los Ángeles, CA 90048

Compartir

ABC.es

Perdida en California © DIARIO ABC, S.L. 2015

Un blog dedicado al estilo de vida californiano, las celebrities, el cine, la música, las nuevas tendencias y los secretos de la costa oeste de NorteAmérica. Más sobre «Perdida en California»

Categorías
Etiquetas
Twitter