La generosidad de Estrella Morente en Los Ángeles

Publicado por el mar 17, 2014

Compartir

estrella-morente-ay-carmela--644x362

Las artes mágicas que tanto gustaban a Lope de Vega, a las que el arrebato añade pellizco y emoción, se plasmaron en el aire de California, de Los Ángeles, de la Universidad de UCLA. Ayer llegó Estrella Morente a Hollywood y la luna, caprichosa y llena, se asomó al balcón a verla hasta inundarla de luz. Hasta allí fuimos, igual que el actor Jeff Goldblum, que el cónsul de España, José Luis Solano, o la nueva directora de la oficina de turismo, Belén González del Val. Una noche donde Morente derrochó generosidad, con sus paisanos y con los californianos. Estrella, heredera de su dinastía y de las damas más grandes de la escena española. Con cada gira se hace más grande y en esta se ha comprometido con Chicago, Miami, Nueva York, Toronto, San Francisco, Sonoma y Los Ángeles donde ha demostrado que, si bien los pilares del flamenco se han puesto a temblar como hoy en la ciudad, ella viene a sujetarlos. “Jartita” estoy de que digan cuánto pelean o peleaban tal y cual artista. Hablemos de la generosidad de las grandes en el escenario, de sus interminables giras por el mundo, de cómo entendían al español que hecho a otra vida respiraba a su tierra en sus canciones. Mujeres pioneras, luchadoras, entregadas. A Pastora Imperio, a Rocío Jurado, a Lola Flores o a Estrella Morente, a ninguna se le oyó “esto no hay quien lo aguante” como hacen algunos actores, tal vez porque no es lo mismo sentir al público, tal vez porque para ser tan artista y tan grande hay que saber ser generoso. Si Pastora se dio con Rocío y con Lola, la Faraona parece haberlo hecho con Estrella. Ayer en el Autorretrato que presentó en Los Ángeles le brindó homenaje a Lola Flores, al igual que a ese pilar del flamenco que nos ha dejado temblando llamado Paco de Lucía, cuánta emoción en la seguiriya. Esa generosidad de Estrella siguió desbordándose en el escenario cuando subió a una pareja con su bebé y le cantó al niño. Como las bulerías de la Niña de los Peines dedicada, por petición, a un desconocido que le mandó un ramo de flores y fuera del escenario cuando un día antes, en Sonoma y con las horas contadas para poder dormir antes de cambiar de ciudad, se fue a las once de la noche a visitar a un hombre que llevaba meses esperándola y no pudo ir a verla por ponerse enfermo y Morente, cuando se enteró, decidió ir al hospital. Eso, igual que hicieron antes Pastora, Rocío y Lola, porque lo hicieron, lo hizo ayer Estrella. Eso es generosidad.

estrellamorente

El Festival de Flamenco tuvo por fin la visión de incluir la ciudad de Los Ángeles en su recorrido, que siga por muchos años porque fue un éxito rotundo. Estrella Morente cautivó al público desde el principio, bien acompañada a la guitarra por Montoyita y Monti, a la voz por Antonio Carbonell, su hermano Enrique Morente “Kiki”, tremendo en su interpretación,  Ángel Gabarre y Pedro Gabarre “Popo”, el percusionista que se arrancó por bulerías para ganarse un “qué arte tienes chiquillo”. Tras bajarse Estrella Morente del escenario a cantar a su público entre las butacas, igual que las damas de la canción portuguesa, la cercanía desató pasiones y fue “pa’rabiar”.

Como Lope de Vega, en una noche, en otro tiempo y en otro lugar, el arte mágico y efímero del flamenco se hizo presente, con la luna de testigo. Gracias por tu generosidad. Qué bonito te enseñaron tu padre y tu madre a ser Estrella.

estrella_morente1 (1)

 

Compartir

ABC.es

Perdida en California © DIARIO ABC, S.L. 2014

Un blog dedicado al estilo de vida californiano, las celebrities, el cine, la música, las nuevas tendencias y los secretos de la costa oeste de NorteAmérica. Más sobre «Perdida en California»

Categorías
Etiquetas
Twitter