Un auténtico cowboy

Publicado por el Jan 13, 2014

Compartir

El  tejano Matthew McCounaghey se atreve con la interpretación más arriesgada de su carrera en el filme Dallas Buyers Club. Al público le toca ahora aceptar al actor interpretando a un hombre heterosexual que descubre que padece sida y no al protagonista de las típicas comedias románticas a las que nos tenía acostumbrados. Ron Woodroof, su personaje en el filme, fue en realidad un electricista de Tejas diagnosticado con esta enfermedad en 1985 que peleó contra ella con medicamentos experimentales.

El brillante ganador del Globo de Oro da un giro completo a su carrera y como me dijo en Toronto fueron dos años, en los que tuvo que mantener la calma ante la adversidad, hasta conseguir los papeles que deseaba: “Decir que no en la industria de Hollywood es algo increíblemente poderoso. Después de 18 meses ya no decía ni que no, ni que sí, porque nadie me ofrecía nada. Son momentos complicados, de duda. Y de pronto hubo un cambio. Me dieron la oportunidad, pensaron que la mía era una buena idea. Este filme se cayó muchas veces, no conseguíamos el apoyo financiero, la confianza en el proyecto, sin embargo ni el director, ni yo dudamos por un instante en nuestra película”. 86 veces le rechazaron la cinta que ahora, y gracias al Globo de Oro, le lanza meteóricamente a la carrera de los Oscars en un mano a mano con Leonardo Di Caprio. Leo y Matthew comparten créditos en El Lobo de Wall Street donde Matthew roba plano en las pocas escenas en las que aparece.

No hace mucho tiempo Matthew McConaughey era una broma en Hollywood. Demasiadas comedias románticas, demasiadas portadas inspiradas en su atractivo físico habían minado su imagen como actor de talento hasta convertirlo en el símbolo del narcisismo. Atrevido como pocos ridiculizó su propia imagen en la cinta de Steven Soderbergh, Magic Mike, cuando de pronto empezó a ser tomado en serio. “En mi vida hay muchas cosas que no son perfectas, no todo es maravilloso tal y como se ve. Trabajo duro para mantener la vida que he construido. Mis amistades, trabajo, familia”.  Matthew encuentra la fuerza para inspirarse en la naturaleza y ya se le considera el creador de esa forma de viajar tan de moda en Hollywood el glamping, la combinación de acampar con glamour (glamour + camping), Justin Bieber y Selena Gómez son los últimos en pasar sus vacaciones glamping.

Matthew sigue viajando con su lujoso trailer por las carreteras de Malibú: “Me gusta sentir”. Muchos recordarán a este trabajador incansable con su trailer aparcado en la puerta del hotel Four Seasons ofreciendo salchichas gourmet a sus invitados. A punto de estrenar en España la serie de televisión True Detective, Matthew, aunque parezca que ha cambiado, sigue siendo el mismo, aquel que conquistara a Sandra Bullock tocando los bongos: “Yo llegué a esta profesión de casualidad, por estar en el lugar adecuado en el momento adecuado, antes estaba limpiando mesas en un bar. Me costó adaptarme, entender qué paso debía dar dentro de la interpretación. He aprendido que es importante no separar trabajo y vida privada, porque ambos se complementan”.

Compartir

ABC.es

Perdida en California © DIARIO ABC, S.L. 2014

Un blog dedicado al estilo de vida californiano, las celebrities, el cine, la música, las nuevas tendencias y los secretos de la costa oeste de NorteAmérica. Más sobre «Perdida en California»

Categorías
Etiquetas
Twitter