Dejar caer los bancos no es gratis

Publicado por el Mar 25, 2013

Compartir

 

Dicen que hay que tener cuidado con lo que se desea, porque un día puede hacerse realidad. Y el rescate de Chipre es un buen ejemplo de ello. La mala gestión en Bruselas de la crisis bancaria chipriota ha conseguido indignar a los pocos ciudadanos que a estas alturas no lo estaban, pero (hay que reconocerlo) también ha dado respuesta a aquellos que demandaban a gritos que no se dieran más ayudas a la banca y que se dejaran caer las entidades.

Porque eso es lo que acordaron el Eurogrupo, la troika y el Gobierno de Nicosia en la madrugada del lunes. El pacto del “no rescate”, o la solución de “autorrescate”, supone que los accionistas de los bancos lo pierdan todo, también los bonistas, y que finalmente los depositantes de más de 100.000 euros, los no garantizados por la Unión Europea, sufran una quita que podría rondar el 40%, que les será compensada con nuevas acciones de las entidades financieras.

A nadie le gustaría estar en la situación de estos ahorradores, pero los contribuyentes europeos tampoco pueden seguir pagando las facturas de las crisis bancarias de los socios sin fecha de caducidad. La quita impuesta puede no ser justa, aunque tampoco lo sería que los españoles tuviéramos que encajar una nueva subida del IVA (ya en el 21%) para compensar a los clientes del Banco de Chipre, en su mayoría público, y el Laiki, el Banco Popular del país, que será liquidado. Además, no se puede olvidar que el sistema financiero de la isla tiene unas características muy peculiares y que han empujado a que, esta vez, sean los depositantes quienes tengan que pagar parte los excesos bancarios.

La crisis de Chipre nos deja, en cualquier caso, un balance amargo: un rescate más en la zona euro, la evidencia de que el liderazgo político en Bruselas está aún muy lejos del que correspondería una verdadera Unión y un hachazo de consecuencias todavía impredecibles a la confianza de los ahorradores de a pie en sus bancos. Al menos hemos aprendido que aquello de “¡Que se deje caer a los bancos!”, también tiene sus costes.

Compartir

ABC.es

Máximo interés © DIARIO ABC, S.L. 2013

¿Se imaginan el mundo sin hipotecas, cuentas corrientes, depósitos o fondos de inversión? ¿Sin banco malo, preferentes, activos tóxicos o provisiones? Tan odiada como imprescindible, la banca es quizá el sector... Más sobre «Máximo interés»

Categorías
Etiquetas
Calendario
marzo 2013
M T W T F S S
    Apr »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031