Las agallas de Rajoy

Las agallas de Rajoy

Publicado por el may 25, 2013

Compartir

El último mensaje editorializante de la revista anglosajona “The Economist” sobre las recetas que deben aplicarse a la debilitada economía española dista mucho de la originalidad, aunque no por ello deje de tener razón en algunas de sus conclusiones. En su habitual estilo finamente provocador, TE duda de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tenga las “agallas” suficientes para seguir profundizando en las reformas, al tiempo que se suma a la ortodoxia del presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, ya no sólo en el contenido, sino incluso en la forma de expresarlo. Quienes hemos escuchado en persona al mandamás del banco central alemán afirmar que “el dolor español va a continuar” y que “hay que seguir con las reformas aun comprendiendo que la sociedad española esté hastiada”, cerramos los ojos mientras leemos TE y contemplamos cómo la amable faz de Weidmann adopta maneras de cirujano con nuestra país sobre la mesa de operaciones. ¿Mimetismo? ¿Obsesiva reiteración hasta en el lenguaje?

No es está una enmienda a la totalidad a los consejos que lanza TE: comparto la idea de que España debe apostar por los “minijobs”, ya que en estas circunstancias no se puede rechazar empleo juvenil aunque sea precario, pues no deja de ser una oportunidad; frente a los cantos de sirena, el empleo a tiempo parcial no es malo, siempre que sea una potencial manera de aspirar a algo más; hasta puede haber aún algo de margen para recortes en el alto coste de nuestro Estado (no del Bienestar, sino en general)… Pero es sorprendente que TE tome el todo por la parte y califique las cifras de la economía española de “siniestras”, cuando el déficit va menguando; la deuda, aunque se sigue disparando, se mantiene por debajo de muchos países europeos, y la recesión, aunque seria y profunda, tampoco difiere apenas del resto de nuestros vecinos. No estaría de más que TE distinguiera entre las siniestras (esas sí) cifras de desempleo, incluso son matizables estadísticamente, y las siniestras cifras del conjunto de la economía. Y eso no es baladí: si la foto macroeconómica no es hoy muy positiva, la de hace un año era para echarse a correr.

Menos mal que TE incluye en su análisis algunos “destellos de esperanza”, aunque eso le suponga entrar en alguna contradicción. Si la competitividad exterior que reconoce se debe a “la reducción de costes laborales” , ¿por qué reclama otra vuelta de tuerca a la bajada de salarios? Y si se hace hincapié sólo en el salario mínimo, ¿no estaríamos ensanchando las diferencias sociales aún más? Estoy de acuerdo en que la labor del Gobierno Rajoy no está concluida, pero cuidado con acentuar los desequilibrios peligrosamente antes de consolidar la recuperación. Es lo que tiene proclamar desde el púlpito sin haber tomado decisiones sobre el terreno.

Compartir

ABC.es

Toca españar © DIARIO ABC, S.L. 2013

Sin comillas. Españar, como suena. Sí, después de más de cinco siglos de una historia pendular entre fuerzas centrífugas y centrípetas, el dibujo vuelve a la parte más baja del diente de sierra, la de Más sobre «Toca españar»

Categorías
Etiquetas
Calendario
mayo 2013
L M X J V S D
« abr   jun »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031