Reforma educativa o todos contra el PP

Reforma educativa o todos contra el PP

Publicado por el may 21, 2013

Compartir

El debate de la reforma educativa nos ha vuelto a mostrar el camino sin retorno de una realidad deformada por el partidismo y la falta de altura de miras. Tópicos viciados, latiguillos ideológicos y clichés minimalistas han conformado el lamentable espectáculo de la oposición, desde el localismo de boina de un nacionalismo escasamente inquieto por el nivel de formación de sus conciudadanos, hasta el izquierdismo recalcitrante de PSOE e Izquierda Unida, mucho más preocupados de que sus huestes perciban una y otra vez el mensaje anticlerical que, al parecer, tanto rédito electoral continúa otorgando. No hay otra forma de valorar la crítica furibunda de los socialistas a un aspecto menor de la reforma como es la inclusión de Religión entre las asignaturas que cuentan en la media final. Menor, sí, teniendo en cuenta que la Religión sigue siendo una asignatura optativa, y, por tanto, optativo sigue siendo para cualquier alumno que tenga efecto en su propia calificación. ¿Es comprensible que en un país civilizado el jefe de la oposición, tan conocedor de la histórica y asentada relación de España con el Vaticano como años ha formado parte del Consejo de Ministros, amenace con revisar los acuerdos con la Santa Sede? No parece, pero Rubalcaba lo acaba de hacer para bochorno de un liderazgo político deteriorado por las disensiones internas y las urgencias externas.

En lugar de asumir responsabilidades por la “legislación de autor” que impulsó el PSOE con la LOGSE y que ha colocado a España casi a la cola de Occidente en fracaso escolar y calidad educativa, según todos los medidores autorizados, los socialistas utilizan la educación como ariete contra el Gobierno del PP, ora convirtiendo al ministro Wert en cabeza de turco de un Ejecutivo en continuo desgaste por la crisis económica y social que padecemos, ora despreciando el conjunto de una reforma que, sin duda, será mejorable, pero que ha tenido la virtud de recuperar algunas ideas esenciales para enderezar el rumbo del barco a la deriva que es hoy la educación en España, después de la barrida que supuso la legislación socialista: el espíritu del esfuerzo, la autoridad del profesor, la recuperación de la excelencia en el alumnado… Objetivos como mínimo interesantes, para los que se ofrecen medidas concretas razonables: la recuperación de la reválida al final de cada ciclo, la exigencia de alcanzar unos mínimos para superar el curso, etcétera… Frente a eso, la oposición, lejos de aportar alternativas para reparar su propio desaguisado de décadas, se limita a enviar a algunos sectores los mensajes que quieren escuchar: la derecha acaba con la educación pública de calidad (si es que dejaron algo de ella) o los recortes llevan a que sólo los ricos puedan estudiar. Mejor la propaganda que la voluntad de mejora. Una pena que el PSOE haya preferido cortar amarras y anunciar la muerte de la reforma si llega al poder. ¿Hay solución?

Compartir

ABC.es

Toca españar © DIARIO ABC, S.L. 2013

Sin comillas. Españar, como suena. Sí, después de más de cinco siglos de una historia pendular entre fuerzas centrífugas y centrípetas, el dibujo vuelve a la parte más baja del diente de sierra, la de Más sobre «Toca españar»

Categorías
Etiquetas
Calendario
mayo 2013
L M X J V S D
« abr   jun »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031