Casillas, España y la autoestima

Casillas, España y la autoestima

Publicado por el Apr 6, 2013

Compartir

Prometo no hacer muchas incursiones futboleras en este blog,  a pesar de mi confesada afición y de mis conocimientos suficientes. Modestamente, he jugado, he entrenado y he visto muchos partidos.., aunque mi pasión no es la misma hoy que hace unos años. Prefiero opinar y analizar cuestiones políticas, sociales, económicas y que tienen que ver con el presente y el futuro de España. Pero no me resisto a entrar en la polémica que distrae estos días al madridismo y a buena parte de la afición futbolística sobre el triángulo Mourinho-Casillas-Diego López. No, no para pronunciarme sobre quién debe ser el portero titular del Madrid, ni para valorar el momento personal y deportivo de cada uno de los protagonistas. Seguramente, si yo fuera Mourinho hoy, también alinearía a Diego López. Es buen portero, está en forma y es ley del fútbol que cuando un jugador lo hace bien se haya ganado el derecho a continuar. Puede que, como dicen otros, hasta el pueda convenir al Madrid parar los pies a Casillas dentro del vestuario, aunque todo eso tiene que ver más con los rumores que con las noticias…

Lo que me preocupa otra cosa. Me inquieta es el despertar de otro deporte nacional, el del acoso y derribo de mitos, el de la falta de estima y de autoestima, el de la autodestrucción en definitiva. Como si la sociedad española, destruida parcialmente en todos los ámbitos, fuera insaciable en la necesidad de echar abajo sus propios referentes (y no sólo en el mundo del deporte). Cuando presencio o leo estos días debates apasionados sobre Iker Casillas, escucho a personas con criterio despreciar a un deportista que con su esfuerzo ha sido capitán de una selección española que ha hecho historia, con dos Eurocopas y un Mundial; que ha sido elegido cinco veces consecutivas mejor portero del mundo, que ha sido titular indiscutible durante tantos años en un equipo como el Real Madrid… En fin, que, parafraseando a Albert Camus, además de tener éxito, lo ha merecido, que es lo difícil. Insisto: no estoy en ningún bando, como algunos ya estarán etiquetando mientras leen. Me da igual quién juegue. El problema es que no me sorprendo de este instinto de destrucción tan español. Hace apenas unos meses, el que para mí seguramente es el mejor deportista español de todos los tiempos (quizá junto con Miguel Induráin y Fernando Alonso), Rafael Nadal, era destruido también de manera inmisericorde por muchos españolitos medios. “Está acabado”, “No se va a recuperar nunca”… Los calificativos se extendían como la pólvora, hasta que el bueno de Rafa volvió a callar esas bocas.

¿Por qué frente a otros países que se enorgullecen de sus mitos (deportivos, culturales, musicales…) y los rememoran una y otra vez, España recurre una y otra vez al olvido de lo mejor para hacer memoria de lo peor, en un ejercicio tan poco inteligente? La respuesta está en lo que somos y lo que podemos ser, pero no es este el mejor camino para una nación prospere.

Compartir

ABC.es

Toca españar © DIARIO ABC, S.L. 2013

Sin comillas. Españar, como suena. Sí, después de más de cinco siglos de una historia pendular entre fuerzas centrífugas y centrípetas, el dibujo vuelve a la parte más baja del diente de sierra, la de Más sobre «Toca españar»

Categorías
Etiquetas
Calendario
abril 2013
M T W T F S S
« Mar   May »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930