Vuelta a lo sencillo

Publicado por el oct 8, 2013

Compartir

La semana pasada tuve la oportunidad de participar de forma activa en la última campaña de Limón&Nada, , y la verdad es que fue una gozada porque su campaña (ya sabéis, la de “un paloooo, un palooo”) es una de las mejores que se han visto últimamente en televisión y está desde hace semanas en boca de todos.

Podéis ver algunas imágenes del evento en el que colaboré si buscáis al hastag #jugueteslimonynada en Instagram. La exposición, que se celebró en la Sala Blanca Berlín  nos reunió a 15 bloggers, diseñadores, interioristas e ilustradores que previamente habíamos sido  invitadso a reinventar tres juguetes tan sencillos como un palo, una piedra o una caja de cartón.

Mi creación tomaba como base el palo para crear un florero completamente artesanal.

 

Este rollo del palo os lo cuento primero porque me lo pasé muy bien, segundo porque creo que el florero me quedó más o menos mono y quería compartirlo con vosotros (además os diré que si os ha gustado estoy sorteándolo en mi página de facebook) y tercero, porque me dió que pensar. El slogan de la campaña “Vuelta a lo sencillo”, me encendió el interruptor de madre y me hizo pensar en todo aquello que a veces parece que pertenece a otro mundo, y que no quiero que Martín se pierda en su infancia.

Partimos de la base de que tanto el padre de Martín como yo misma somos personas modernas: tenemos en casa videoconsolas, blue-ray, iPhones, Ipad y repetidor de wifi para que no falte internet en ningún rincón de nuestra casa. Sin embargo, los dos conservamos el gusto por el arte, por la lectura y por los libros bonitos. En mi caso, además también me atraen las manualidades y, en el de mi marido, los trabajos de bricolaje.

Por el mundo que veo a mi alrededor, me preocupa que nuestro hijo herede solo la primera de las realidades,y que no le atraigan cosas como leer un cuento de piratas antes de acostarse, o  dibujarnos en familia con ceras de colores.

Lo temo porque lo veo a diario, y porque, en general, el mundo se está olvidando de lo sencillo, de jugar a esconderse dentro de una caja,  de convertir los palos en espadas para jugar a los caballeros y de pintar caras en las piedras y ponerles piernas de alambre.

La alarma ha saltado dentro de mí gracias a este slogan publicitario, y tengo ya una lista de cosas que no quiero que Martín deje de descubrir. No nos engañemos, no depende en mayor parte de él, sino de nosotros, de que sepamos darle ejemplo, buscar tiempo para ayudarle a descubrir ese mundo sencillo y   pasar tiempo al aire libre, correr aventuras y descubrir nuevos mundos.

Me encantaría que Martín, como antes hice yo, se construyese un castillo con la caja de la lavadora nueva y que tocase la batería con dos palos de madera en el parque.

 

 

 

 

 

Compartir

ABC.es

Las aventuras de una madre primeriza © DIARIO ABC, S.L. 2013

Madre primeriza, arquitecta, viajera y bloggera aquí y en www.delunaresynaranjas.com... Más sobre «Las aventuras de una madre primeriza»

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« sep    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031