La lista de nombres

Publicado por el jul 12, 2012

Compartir

Como hemos llegado a la conclusión de que no vamos a ser una familia de dar a los herederos el mismo nombre que sus padres, en este momento nos encontramos inmersos en el proceso de elegir nombre para nuestro futuro bebé. (bueno, en realidad dos nombres, porque aún no sabemos si es chico o chica)

 

La lista no es demasiado larga, gracias a Dios, aunque esto es debido a que quedan fuera de ella muchos nombres que me encantan y que a mi marido no le gustan. No sintáis pena por mí, a él le ocurre lo mismo, por ejemplo, hemos borrado Santiago, que a él le gustaba desde hace mucho porque ha hecho varias veces el Camino, pero es el nombre del jefe de la empresa donde ambos trabajábamos cuando nos conocimos y ninguno queremos que nuestro hijo nos recuerde en nada a él.

 

 

Una tarde cualquiera, repasando los nombres que teníamos en la lista, mi marido decidió introducir una nueva variable al proceso de selección: la fecha del santo de cada nombre elegible.

 

Y es que desde el primer minuto al futuro padre le preocupa el hecho de que el bebé probablemente nazca en plenas fiestas navideñas (fecha prevista: 22 de Diciembre), porque va a quedar marcado de por vida con un cumpleaños descafeinado entre tanto turrón, villancicos y regalos para todos, cumplan años o no.

 

Yo, por supuesto, le he prometido que nos esforzaremos por hacer del cumpleaños de nuestro hijo o hija una celebración especial y diferenciada, pero él me ha pedido además que busquemos un nombre cuyo santo podamos celebrar lejos del mes de diciembre, para que así pueda tener regalos en otra fecha del año.

 

Al principio me mostré poco entusiasmada con esta nueva condición, porque el nombre que encabeza mi lista personal para una posible heredera tiene el santo a final de año. Sin embargo, después de pensarlo me di cuenta de la importancia del hecho de que el padre de nuestro bebé se preocupe tanto por un asunto como este: “Es un detalle de padrazo”, pensé.

 

Porque, no nos engañemos, en la vida hay padres (y madres) de todo tipo, y no todos son como nos gustaría que fuesen. Por eso estoy feliz, porque este detalle es solo un reflejo de las enormes ganas que mi marido tiene de ser un buen padre y del empeño que, desde ya, está poniendo para cumplir su objetivo. Por supuesto yo ya lo sospechaba cuando me casé con él, pero ahora tengo una prueba irrefutable.

 

Besos de parte de una esposa orgullosa del futuro padre de su hijo (o hija)

 

Compartir

ABC.es

Las aventuras de una madre primeriza © DIARIO ABC, S.L. 2012

Madre primeriza, arquitecta, viajera y bloggera aquí y en www.delunaresynaranjas.com... Más sobre «Las aventuras de una madre primeriza»

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« sep    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031