Vigilar a Erdogan

Vigilar a Erdogan

Publicado por el Jul 16, 2016

Compartir

El Gobierno español, como la gran mayoría de los Gobiernos del mundo, ha condenado sin ningún tipo de reservas el intento de golpe de Estado en Turquía. No se puede hacer otra cosa que estar con el Estado de Derecho y con la democracia y apoyar a quienes han llegado al poder por medio de unas elecciones limpias. Naturalmente, siempre que estos respeten los Derechos Humanos y los valores democráticos.

Confieso que nunca me he fiado en exceso de Recep Tayip Erdogan, por sus maniobras para seguir controlando el poder, ya sea como primer ministro o como presidente, al estilo de Putin, más o menos. También por sus formas de deshacerse de los rivales políticos, a través de un sistema judicial, sobre el que cada vez tiene más control.

Presenta demasiados tics autoritarios, que, sobre todo, los medios de comunicación turcos conocen bien. Y no sólo por tener a una docena de periodistas en la cárcel o por haber tomado el control de Zaman, el principal diario de Turquía, sino por el mal trato que habitualmente dispensa la Policía turca a los periodistas de su país o por las respuestas displicentes que a menudo da Erdogan a los informadores, como he podido comprobar en más de una ocasión.

Los pasos que el presidente turco ha ido dando para levantar los preceptos más acordes con una sociedad laica y favorecer algunas prácticas islamistas como permitir el uso del velo a las mujeres en las instituciones estatales han sembrado inquietud, por no hablar de una cierta laxitud inicial o doble juego a la hora de afrontar el peligro del Daesh o Al Qaida, al menos hasta que el país se convirtió en objetivo de los terroristas.

Pero, hoy por hoy, la OTAN necesita contar con la estabilidad de Turquía para que no se agrave aún mas la situación en el Medio Oriente. La UE, por su parte, como es sabido, se ha echado en manos de Turquía para frenar la llegada de refugiados de Siria y otros países en conflicto.

Erdogan, el hombre al que José Luis Rodríguez Zapatero se unió para lanzar su famosa Alianza de Civilizaciones, es consciente de Occidente tiene cierta dependencia de Turquía y sabe aprovecharlo. Sin embargo, los Gobiernos occidentales deberían estar atentos a lo que suceda tras la intentona golpista, porque algunas medidas tomadas en las primeras horas, no dejan de resultar inquietantes y pueden ser una muestra de que Erdogan pretende sacar partido de lo sucedido para dar una vuelta de tuerca a su posición de poder.

Por ejemplo, más allá de las lógicas detenciones de los militares golpistas implicados, sorprende que, casi de inmediato, como si la lista ya estuviera previamente elaborada,, hayan sido destituidos nada menos que 2.745 jueces, y que el Gobierno turco esté escuchando con agrado las voces de los manifestantes que piden ante el Parlamento de Ankara que se reinstaure la pena de muerte.

 

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2016

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
octubre 2017
M T W T F S S
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031