Venezuela: España rompe de puntillas su silencio

Venezuela: España rompe de puntillas su silencio

Publicado por el Feb 24, 2014

Compartir

El Gobierno español se ha pronunciado, por fin, sobre lo que está sucediendo en Venezuela. Tras semanas de silencio, lo ha hecho a  través de su ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, requerido por los periodistas en una rueda de prensa; y del secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica, Jesús Gracia, en una comparecencia ante el Senado.

En ambos casos, sus declaraciones han estado precedidas por la cautela y exentas de críticas a la actuación del Gobierno de Nicolás Maduro, que, entre otras cosas, ha reprimido sin contemplaciones a los manifestantes y ha llevado a cabo detenciones de destacados opositores.

A lo más que han llegado los dirigentes españoles es a genéricas demandas de respeto de los derechos humanos y de los deseos de las minorías. El Ejecutivo es consciente de que Maduro espera la más mínima crítica de países como Estados Unidos o España para lanzar sus proclamas antiimperialistas, y prefiere evitar un nuevo problema. Aún recuerda García-Margallo la reacción furibunda de Maduro cuando tímidamente se ofreció para mediar en su disputa con Henrique Capriles sobre el recuento de los últimos comicios en Venezuela. “Saque sus narices de Venezuela”, fue la diplomática respuesta del heredero de Hugo Chávez.

El ministro ha preferido hablar de la hermandad entre los dos países y los dos pueblos, y ha recordado que hay 2000.000 españoles residiendo en Venezuela y unas cuantas empresas españolas trabajando allí. Así que ha lamentado “el uso de la violencia” y se ha remitido a las declaraciones de la Alta Representante para la Política Exterior Europea, Catherine Ashton, quien hizo un “llamamiento a la calma, a la contención y al respeto a los derechos humanos y las libertades básicas de expresión, reunión y manifestación pacífica”. Después, ha aludido al llamamiento al diálogo entre todas las fuerzas políticas, hecho por la Celac y Unasur.

En la misma línea, Jesús Gracia, en su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Iberoamericanos del Senado, no sólo ha abogado por el diálogo, sino que ha pedido “algo de paciencia”. Al propio tiempo, ha asegurado que España trabaja de forma discreta con otros países y organizaciones de la zona para lograr la reconciliación y el dialogo, porque –ha explicado- “hay que ser eficaces en la acción política” y eso, en su opinión, no se consigue con soflamas.

Las únicas palabras del secretario de Estado para Iberoamérica, que podrían ser interpretadas como demanda al régimen bolivariano, han sido las que han apostado por mejorar la convivencia democrática en Venezuela, subrayando que no se puede gobernar sin escuchar a las minorías y sin tener en cuenta el bienestar de los ciudadanos.

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2014

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031