Tropiezo diplomático de Londres por Gibraltar

Tropiezo diplomático de Londres por Gibraltar

Publicado por el Jul 19, 2014

Compartir

Siempre se ha tenido por un hecho cierto que la diplomacia del Reino Unido es una de las mejores del mundo. No les falta razón a quienes eso proclaman, pero se ve que el mejor escribano hecha un borrón…o varios. Al menos si uno se atiene a lo que aseguran fuentes gubernamentales españolas, tal y como cuenta ABC, resulta que el Foreign Office anunció el pasado jueves una conversación en Bruselas entre David Cameron y Mariano Rajoy sobre Gibraltar que no se produjo.

Según el Reino Unido, su primer ministro dejó muy claro al presidente del Gobierno español que no deberían producirse de nuevo las alteraciones del pasado verano en torno al Peñón, en referencia a las largas colas en la Verja. Según España, no hubo tal conversación ni sobre Gibraltar ni sobre otros asuntos. Como no cabe esperar que Cameron se equivocara de interlocutor -porque ya se han visto otras veces- alguien no dice la verdad.

Se podrá afirmar que es una palabra contra la otra, pero no se entiende el motivo por el que el Gobierno español tendría interés en negar un encuentro en el que si Cameron dijo algo es de pensar que Rajoy le habría respondido. Así que me inclino a creer que ha habido un exceso de celo progibraltareño en algún funcionario del Foreign Office y un deseo de quedar bien ante los “llanitos”.

Podría ser también que el inquilino del 10 de Downing Street hubiera querido dar satisfacción al Comité de Exteriores de la Cámara de los Comunes, que hace poco le pidió más firmeza con el Gobierno español para que levante los controles aduaneros del paso fronterizo.

Lo cierto es que este tipo de excesos son frecuentes al otro lado del Canal de la Mancha cuando se trata de Gibraltar, que mantiene un poderoso y bien engrasado lobby en el Reino Unido. Recuerden, por citar el caso más reciente, las afirmaciones del eurodiputado liberal británico Graham Watson, quien aseguró que Londres boicoteó la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos de 2020. Hasta ahora ninguna autoridad del Ejecutivo de Cameron lo ha desmentido, pese a que así se le pidió desde el Gobierno español.

Es muy posible que el contencioso gibraltareño, agravado en los últimos dos o tres años, no sea suficiente para deteriorar las relaciones entre dos países socios en la UE y aliados en la OTAN, pero, como mínimo, entrar en el juego victimista y ultranacionalista de los gobernantes gibraltareños no hace más que enturbiar y dificultar la convivencia entre dos Gobiernos que, además, en estos momentos son del mismo color político.

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2014

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031