Rezos, parados…y adiós muy buenas

Publicado por el feb 4, 2010

Compartir

La experiencia religiosa de venir a ver rezar a Zapatero a Washington ha sido curiosa. No es que Zapatero se haya mostrado especialmente piadoso, pero ha hecho un esfuerzo por no defraudar a unos oyentes, acostumbrados a escuchar hablar de Dios y de las creencias, aunque a muchos les sorprendiera la insistencia en su discurso en asuntos políticos. En cualquier caso, ha hablado de Dios, aunque sólo una vez; ha citado la Biblia y ha abogado por no utilizar las religiones como arma arrojadiza.  Bien es verdad que no ha dejado de dar muestras de su relativismo, al asegurar que la libertad nos hace verdaderos. Justo lo contrario de lo que se puede leer en el Evangelio de San Juan:  “La verdad os hará libres”. Para Zapatero, cada uno puede fabricarse su propia verdad, una idea que habrá sonado bastante mal a muchos de sus oyentes, y que sirve para justificar muchas de las barbaridades hechas por su Gobierno.

Pero quizás, lo que más ha llamado la atención son sus alusiones al problema del paro, algo que, en sus propias palabras siente de una manera acuciante. No es para menos teniendo en cuenta que nos acercamos peligrosamente a los cuatro millones y medios de desempleados. Lo curioso es que después de sus palabras en el Desayuno Nacional, Zapatero se reunió con las Cámaras de Comercio estadounidenses, la patronal de este país, para animarles a invertir en España asegurando que se trata de un país solvente, afirmación cuando menos sorprendente, el día en que las bolsas se daban un sonoro batacazo ante la marcha económica del país.

Y un último asunto. Al final, Zapatero no se entrevistó con Obama, a pesar de que tenía expectativas de hacerlo, al menos durante unos minutos. Obama llegó tarde al Desayuno, saludó con cariño a Zapatero y a su intérprete, y al acabar el acto se despidió hasta la próxima, que nadie sabe cuándo será. Tal vez en abril, con motivo de la Cumbre de Seguridad Nuclear, aquí en Washington. En cualquier caso, dado que Obama dio un plantón planetario a Zapatero dejándole con la cumbre UE-Estados Unidos a medio organizar en Madrid, el presidente del Gobierno tendrá que esperar algún tiempo para poder recibir al inquilino de la Casa Blanca en España. Y por más que lo desee, no quiere dar la impresión de que mendiga esa visita. Así que las gestiones para intentar que venga en otoño aprovechando la cumbre de la OTAN en Lisboa, se hacen entre bastidores.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2010

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031