Reformas en el patio de Moratinos

Publicado por el Jul 22, 2010

Compartir

Por aquello de la presidencia europea, a Moratinos le dieron una prórroga para los recortes en su Ministerio, que ha tocado a su fin. En el patio que antes era de Santa Cruza y ahora, con mucho menos glamour, de Serrano Galvache, han comenzado las reformas. Diego López Garrido ha conseguido salvar su Secretaría de Estado para la Unión Europea y ya parece que no tendrá que emigrar a Lisboa como embajador. No tenía sentido que, en el plan de ahorro, se suprimiera ese órgano, entre otras razones, porque para acudir a los consejos europeos en sustitución del ministro, al menos se requiere la categoría de viceministro. Así que se ha optado por suprimir la Secretaría General de la UE, que era el órgano inmediatamente inferior. Muy mala imagen hubiéramos dado después de tantas proclamas europeístas.

 

Así que, todo se reduce a que Juan Pablo de Laiglesia, actual secretario de Estado para Iberoamérica, asuma también la secretaría de Estado de Asuntos Exteriores, cuyo titular, Ángel Lossada, se recupera lentamente de un aneurisma cerebral sufrido en abril. Soraya Rodríguez seguirá como secretaria de Estado de Cooperación.

 

Para recortar gastos, se suprime la secretaría general de Asuntos Consulares y Migratorios, un puesto creado casi específicamente para Javier Elorza, antiguo embajador ante la UE, en París y en Moscú, y desaparecen varias direcciones generales, algunas perfectamente prescindibles o agrupables con otras. Pese a los rumores que circularon por los pasillos en las últimas semanas, la dirección general de Comunicación Exterior, la antigua Oficina de información Diplomática (OID), se mantiene.

 

Toda esta remodelación, va a acelerar los movimientos para llevar a cabo algunos cambios en embajadas de relieve. Luis Planas, dejará Rabat y se convertirá en el primer embajador no diplomático ante la Unión Europea, en Bruselas. En ese puesto, Carlos Bastarreche llevaba ya ocho años –empezó con el último Gobierno de Aznar- , un tiempo inusualmente largo. Su destino será París.

 

Para la vacante de Rabat, se ha dado el nombre de Alberto Navarro, que lleva en Lisboa sólo dos años.

 

De esta forma, quedaría vacante una Embajada muy apetecida por los diplomáticos, como es la de Portugal, lo mismo que podría ocurrir con la representación diplomática ante el Vaticano, de la que se dice que podría salir Francisco Vázquez, al parecer candidato a Defensor del Pueblo.

 

Otro posible nombramiento seria el de Julio Albi, como embajador en Siria, ya que el actual portavoz del Ministerio manifestó a Moratinos su deseo de dejar el cargo tras el semestre de presidencia europeo. Igualmente se apunta que Miguel Ángel Navarro, hasta ahora secretario general de Asuntos Europeos podría ser nombrado embajador en Japón.

 

Y no serán los únicos relevos, porque algunos embajadores llevan en sus cargos más de los cuatro años, que habitualmente suelen estar en un destino, y, porque en otros casos tendrán que dejar las embajadas al ser incompatible con sus nuevas tareas, como es el caso de José Pons, que acaba de asumir la presidencia del RCD Mallorca, y que, además, se enfrenta a unas acusaciones de acoso sexual por parte de una empleada de la representación diplomática.

 

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2010

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
octubre 2017
M T W T F S S
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031