Rajoy y el síndrome de Irak

Rajoy y el síndrome de Irak

Publicado por el Nov 22, 2015

Compartir

Si hay una cosa clara es que Mariano Rajoy tiene un pánico cerval a que le resuciten el fantasma de Irak en vísperas de las elecciones del 20 de diciembre. Por eso, se pone de perfil a la hora de comprometerse más en la lucha contra el terrorismo yihadista, si ello supone que nuestras Fuerzas Armadas participen de una manera directa en las acciones militares contra el Daesh o Estado Islámico.

Las proclamas de unidad y acción conjunta internacional contra la amenaza terrorista no van unidas a una decisión de implicarse más en la ofensiva para acabar con los yihadistas. El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, insiste en que con los terroristas no se dialoga, sino que se les combate para derrotarlos. Pero ¿quién se ocupa de hacerlo en Siria, donde están sus bases principales? De momento, lo hacen otros, fundamentalmente, franceses, rusos y estadounidenses.

El Gobierno español busca y rebusca fórmulas para estar sin estar: formación de militares para que luchen sobre el terreno contra los yihadistas; ofertas de cubrir huecos en otras zonas conflictivas, pero menos visibles; intercambio de información, etc. Todo, con tal de que nadie pueda establecer similitudes con la guerra de Irak de 2003.

Rajoy ha tenido la habilidad de convocar a los líderes de la oposición en contra del yihadismo, pero sabe que eso no excluye que haya quien saque de nuevo a la luz la foto de las Azores. Ya lo ha hecho Pedro Sánchez.

Por el momento, Francia no ha formulado ninguna petición expresa a España para que concrete su apoyo, pero es posible que eso se produzca esta misma semana. Y, aunque los franceses son conscientes de que en vísperas del 20-D no pueden esperar del Gobierno español que, por ejemplo, se sume a los bombardeos sobre bases del Daesh en Siria, es previsible que haya alguna demanda que exija una decisión valiente.

Y si España quiere tener peso en el concierto internacional, en el que hay muchos movimientos estratégicos, no puede mirar hacia otro lado cuando la situación exige un compromiso con la defensa de los valores en los que se basan las sociedades democráticas.

Las palabras no bastan, pero en cualquier caso, es bastante probable que Rajoy intente aguantar el mes que resta hasta los comicios jugando con ellas, mirando hacia otro lado y recordando que ya hay muchos militares españoles en distintas misiones en el mundo en favor de la paz.

Los expertos dicen que hay una treintena de escaños que aún no tienen dueño y el candidato popular a repetir en la Presidencia del Gobierno no tiene intención de darlos por perdidos tomando decisiones que puedan ser tachadas de belicistas. Con lo que le sucedió en 2004 tiene ya bastante.

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2015

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
octubre 2017
M T W T F S S
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031