Poderosos y profetas

Publicado por el Nov 12, 2009

Compartir

          Obama con Putin

         Vaya carrerón el de Obama. No lleva ni un año de presidente y ya le han dado el Nobel de la Paz y la revista Forbes le acaba de elegir como el hombre más poderoso del mundo. Es lo que tiene la Casa Blanca. En cuanto ha salido de ella, su predecesor en el cargo, George W. Bush ni siquiera aparece en la lista de los poderosos, que incluye a 67 y que cierra su “amigo” Hugo Chávez.
            Claro, que debe haber algo más, porque Bill Clinton, que hace tiempo que dejó la residencia de los presidentes estadounidenses, aparece todavía hacia la mitad de la relación, con el número 31, eso sí muy por detrás de su esposa, Hillary, que, gracias a su cargo de secretaria de Estado, se sitúa en el número 17.
             Los de Forbes dicen que hacen la lista teniendo en cuenta no si se es poderoso en un solo campo, sino valorando también si tienen influencia sobre un gran número de personas, si controlan amplios recursos financieros y si usan efectivamente su poder en otros terrenos distintos del suyo. De esa manera, han elegido a 67 personas, una por cada 100 millones de habitantes del planeta. 
                        
             Y hablando de planetas, la conjunción planetaria vaticinada por Leire Pajín para el próximo año va a estar un poco desequilibrada en cuanto a poderes, porque nuestro Zapatero no aparece, ni por asomo, en la lista, en la que sí están algunos de sus colegas europeos como Silvio Berlusconi –justo detrás del papa, Benedicto XVI-, Angela Merkel, Gordon Brown o Nicolas Sarkozy.
                         
             En realidad no es de extrañar, porque Zapatero no se lleva bien con los poderosos. ¿Se acuerdan de aquellas arremetidas de hace un par de meses, cuando gritaba: “Hemos sabido decir no a los poderosos”. Aunque, realmente, él se estaba refiriendo a los empresarios y no a su amigo Obama, a quien parece dispuesto a decir siempre que sí a lo que le pida.
                        
               Hay en la lista de Forbes, donde aparecen en los primeros lugares empresarios como Carlos Slim, Rupert Murdoch o Bill Gates, algunas otras cosas reseñables. Por ejemplo, la presencia del terrorista Osama Bin Laden en el puesto número 37, o la del narcotraficante mexicano Joaquín Guzman, en el 41.
                         
                Los confeccionadores de la lista explican con un par de ejemplos su manera de elegir a los poderosos. Así, dicen que el octogenario fundador y propietario de Ikea, Ingvar Kamprad, aunque es el hombre más rico de Europa, fue excluido de la lista porque no ejerce su poder, mientras que Vladimir Putin, actual primer ministro ruso, sumó suficientes puntos como para auparse en el número 3, porque utiliza sus poderes para encarcelar oligarcas, invadir países vecinos o cortar periódicamente el suministro de gas a los países europeos. 
                 Dicho sea de paso, aún recuerdo la visión de Zapatero sobre el futuro de Putin, después de haberse entrevistado con él durante dos o tres horas en su residencia de Sochi, a orillas del Mar Negro. Putin estaba a punto de dejar la presidencia de la Federación Rusa en manos de su delfín, Dmitri Mdvedev. Cuando, en privado, los periodistas le preguntamos a Zapatero si pensaba que la influencia de Putin iba a permanecer nos dijo que no, que creía que una vez que se deja el cargo ya no se pesa tanto en el país.  Mdvedev figura en el puesto número 43. Toda una profecía.

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2009

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31