Oswaldo Payá: adiós a un amigo

Publicado por el jul 24, 2012

Compartir

Hace unas horas he terminado de redactar para la edición impresa de ABC una crónica que nunca habría querido escribir: la muerte de un amigo, la muerte en un oscuro accidente de tráfico de Oswaldo Payá, junto a Harold Cepero. Oswaldo Payá es una de las figuras que mejor refleja la lucha incansable de los demócratas cubanos que, desde la isla, buscaron la libertad para su pueblo.

 

Conocí a Oswaldo a finales de los años noventa, durante un viaje a La Habana. No nos fue difícil conectar. Compartíamos la misma generación y muchas ideas y principios morales, de los que tuvimos ocasión de conversar en las distintas ocasiones en que nos encontramos. Me impresionó siempre su entereza y su firmeza para seguir combatiendo por la dignidad de los cubanos allí donde nació, sin pensar nunca en abandonar su país, como legítimamente habían hecho algunos de sus compatriotas, cansados de soportar un régimen que les oprimía.

 

Hablamos en ocasiones por teléfono y le volví a ver cuando pudo venir a Madrid, tras pasar por Estrasburgo para recoger el Premio Andrei Sajarov de los Derechos Humanos, que le otorgó el Parlamento Europeo. Estaba feliz y mucho más cuando supo que el Papa Juan Pablo II le recibiría en audiencia en Roma. Oswaldo  era un hombre de una gran fe, que transmitía a los que estaban a su alrededor. En aquella ocasión, me comentó asombrado la felicitación que le había transmitido un dirigente de un partido político de raíces cristianas por la “valentía” demostrada al hablar en su discurso en la Eurocámara de Jesucristo como el Señor de la Historia. Oswaldo me dijo: “¡Pero si esto no es Cuba; aquí es donde hay libertad! ¿Cómo pueden hablar de valentía por citar a Jesucristo?”.

 

Esa fe, aprendida en su familia, la vivió desde joven, negándose a integrarse en las Juventudes Comunistas y tratando de asistir a misa cuando cumplía el servicio militar. Fue represaliado por ello y marcado por el régimen como un elemento “contrarrevolucionario”.

 

A pesar de ese acoso, nunca cesó en su afán por lograr la vuelta de la democracia a Cuba, la tierra que tanto amaba, y eso fue lo que le llevó  primero a participar en los movimientos juveniles de su parroquia en el barrio del Cerro, de La Habana, donde seguía viviendo, y después a encabezar distintas iniciativas para abrir espacios de libertad para sus conciudadanos.

 

Sin duda, la que más proyectó su figura al mundo fue el Proyecto Varela, que impulsó desde el Movimiento Cristiano Liberación, del que fue cofundador en 1988. Pretendía conseguir, aprovechando los resquicios de la legislación castrista, que se convocara un referéndum nacional para que en Cuba se permitiera la libertad de asociación y de expresión, para que hubiera elecciones libres y para que se amnistiara a los presos políticos. El Proyecto Varela obtuvo en 2002 más de 11.000 firmas que fueron presentadas ante la Asamblea Nacional del Poder Popular. Ni la Asamblea legislativa ni Fidel Castro se dieron por enterados. Tampoco cuando dos años más tarde presentaron otras 14.000 firmas.

 

Lo que si se produjo fue un aumento del acoso a los promotores de la iniciativa. La Primavera Negra de mayo de 2003 llevó a la cárcel a 75 disidentes, de ellos 40 pertenecientes al Movimiento Cristiano Liberación. Payá, por su parte, fue objeto de detenciones arbitrarias, asaltos y los deplorables actos de repudio organizados por el régimen ante su casa, además del hostigamiento hacia sus hijos, también en el ámbito escolar. En esas situaciones, contó siempre con el apoyo sin fisuras de su esposa, Ofelia Acevedo, y de sus tres hijos: Oswaldo José, Rosa María y Reynaldo Isaías, a quienes tuve la suerte de conocer en la Habana. A ellos, a sus hermanos y amigos, transmito mi pesar por la muerte de Oswaldo y mi convicción de que su entrega abnegada obtendrá, más pronto que tarde, los frutos que él verá desde el cielo. Incluso sin el Nobel de la Paz, que tanto mereció. Descanse en paz.

 

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2012

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031