Nicolás Maduro, al estilo de Chiquito de la Calzada

Nicolás Maduro, al estilo de Chiquito de la Calzada

Publicado por el May 13, 2017

Compartir

Nicolás Maduro ha vuelto a arremeter contra Mariano Rajoy. Esta vez, entre otras lindezas, le ha llamado “cobarde”, al más puro estilo de Chiquito de la Calzada, aunque con bastante menos gracia. Sólo le ha faltado añadir lo de “fistro duodenal” y “pecador de la pradera”.

Ahora ha empleado ese insulto par acusar al Gobierno español de no proteger al embajador venezolano en Madrid, Mario Isea, de los manifestantes que se concentraban ante el Centro Cultural de Venezuela en Madrid. En realidad a Isea no le ocurrió absolutamente nada, por mucho que afirme que estuvo unas horas “secuestrado”, pero el asunto le ha servido a Maduro para reiterar los ataques a Rajoy y, de pasó, a Felipillo González, como llama al ex presidente del Gobierno socialista.

Cobarde es el insulto preferido por Maduro, que se lo adjudica a todo aquel que se le enfrenta, sea un líder opositor o el gobernante de otro país. Es un estilo tabernario, más propio de las antiguas verduleras, un posible reducto de sus años de conductor de autobuses, en la que seguramente lo aplicó más de una vez en medio del tráfico de Caracas.

Que tu país este gobernado por alguien que sitúa las relaciones internacionales en esos niveles tan chabacanos es una auténtica desgracia para los venezolanos, que no ven la manera de desalojar del poder al delfín de Hugo Chávez. A Maduro le importa poco el caos al que ha llevado al país y que cada vez sea mayor la presión internacional para que cese en sus intentos de convertir, de manera irreversible, a Venezuela en una dictadura.

Maduro sabe que se le ha agotado el tiempo. Que incluso quienes habían dado una oportunidad a la labor mediadora de José Luis Rodríguez Zapatero y otros ex mandatarios, se han convencido ya de que no ha servido para nada y que lo único que quería el régimen chavista era ganar tiempo.

España, que estaba en los que afirmaban confiar en los mediadores, parece haberlo entendido así y, más allá de que, por el momento, no ha reaccionado a los últimos insultos de Maduro contra Rajoy y González, va a seguir adelante con su propuesta a la Unión Europea para que endurezca su posición con respecto a Venezuela.

En esa propuesta, que debería ser aprobada este lunes por el Consejo de Asuntos Exteriores en Bruselas, se constata el fracaso de la apuesta por la mediación que se hizo en julio de 2016, sobre todo después de que Maduro haya convocado recientemente la Asamblea Nacional Constituyente.

Aunque en el borrador de conclusiones no se habla de adoptar sanciones contra Venezuela, sí se subrayan las exigencias. Así, se reclama la apertura de una investigación de las muertes de 40 personas en las manifestaciones de las últimas semanas, la liberación de los presos políticos, la separación de poderes, el respeto al Estado de Derecho y el cumplimiento de un calendario electoral, para respetar así la voluntad de los venezolanos.

Además, se insta al Gobierno venezolano y a la Asamblea Nacional -controlada por las fuerzas opositoras- a mantener un diálogo que permita encontrar una salida pacífica la crisis política, económica y social que vive el país.

España ha dado un paso más, en el que espera ser secundada por el resto de lo socios comunitarios, pero si no se produce también una presión conjunta de los países latinoamericanos -algo que, hoy por hoy, no parece fácil-, no será suficiente para que los venezolanos pueden decir a Maduro con Chiquito: “Hasta luego, Lucas”

 

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2017

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
septiembre 2017
M T W T F S S
« Aug    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930