Moratinos, el libertador

Publicado por el Oct 21, 2009

Compartir

Moratinos tiene argumentos para decir que está muy satisfecho de los resultados de su política con Cuba. Otra cosa es que tenga razones fundadas. La liberación de presos políticos, aunque sea con cuentagotas, siempre es algo de lo que hay que felicitarse, pero no lava la cara a una dictadura, salvo que afecte a todos los encarcelados por motivos de conciencia. Si a Moratinos alguien le robara la cartera con varios miles de euros y, al cabo de un tiempo, fuera devolviéndole esa cantidad poco a poco, en billetes de cincuenta o de de veinte, no creo que se le ocurriera decir que el ladrón es un tipo en el que hay que confiar y además estarle agradecido por su buena disposición. Los presos no pueden ser moneda de cambio.
En medio siglo, el castrismo despojó a los habitantes de Cuba de su libertad. La afirmación del ministro de Exteriores de que corresponde a los cubanos dictar la forma en que resolver sus asuntos políticos, sólo sería aceptable si de verdad los cubanos pudieran elegir libremente a sus gobernantes.
El Gobierno español ha hecho una apuesta clara de apoyo a las autoridades castristas, con la excusa de que sólo si se mantiene una buena relación con ellas se les pueden pedir cambios. Es una posición bienintencionada, pero un error de estrategia, porque no hay voluntad en el actual régimen de hacer ni las más mínimas reformas democratizadoras. Revolución o muerte sigue siendo la consigna imperante en el país y quien se atreve a ponerla en cuestión es encarcelado o sometido a una presión psicológica degradante.
Por eso, es especialmente grave que Moratinos, plegándose a los deseos del régimen, huya de los grupos disidentes en la isla, como si fueran apestados. ¿Qué hubieran dicho los socialistas de quienes durante el franquismo pasteleaban con la dictadura dando la espalda a la oposición clandestina? Ellos mismos saben que el apoyo exterior, económico y moral, fue muy importante para mantener viva la esperanza del cambio, aunque hubiera que esperar a que Franco muriera en la cama. Los cubanos sufren una dictadura diferente, pero necesitan también sentir el aliento de quienes viven en libertad y creo que, especialmente, de España, que no puede convertirse, además, en el gran valedor del régimen en Europa.

 

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2009

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
octubre 2017
M T W T F S S
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031