Mali es también cosa nuestra

Publicado por el Jan 15, 2013

Compartir

España no puede quedarse al margen de la operación que Francia está llevando a cabo en Mali. Las autoridades españolas han venido llamando la atención sobre las consecuencias que tendría la implantación de un régimen yihadista en un país situado a sólo tres horas de avión de España y su repercusión en los vecinos Estados del Magreb. Por eso, no terminan de entenderse algunas dudas sobre la conveniencia de prestar apoyo logístico a los franceses.

 

 

El Gobierno del socialista François Hollande ha pedido expresamente el respaldo de España. No sólo el político. Los franceses quieren que su intervención aparezca secundada por la mayoría de países posibles. Y España no puede arrastrar los pies, sobre todo, después de haber venido alertando del peligro de desestabilización en Mali.

 

 

Es obvio que la participación en una guerra -por pequeña que sea esa participación- entraña algunos riesgos. Pero lo que nos pide Francia no es que mandemos soldados españoles a luchar junto a los galos. Además de unas autorizaciones de sobrevuelo, perfectamente asumibles, tan solo reclama la aportación de un avión militar de transporte, destinado, previsiblemente, a trasladar las tropas de países del África Occidental, que puedan sumarse a la operación. No es mucho, ni entraña un peligro desmesurado, sobre todo si se tienen en cuenta el que corren o han corrido nuestros militares en otros escenarios bélicos, como Afganistán o, incluso, Libia. Y además, después de todo, España ya estaba dispuesta a participar en la formación de esas tropas africanas, cuyo despliegue en Mali, no terminaba de concretarse.

 

 

Las dudas quizás vengan del hecho de que esta sería la primera autorización para participar en un conflicto que tendría que adoptar el Gobierno de Rajoy. Pero no es suficiente excusa para demorar en exceso una respuesta, ni siquiera escudándose en que es mejor esperar a una decisión conjunta de la Unión Europea, cuyos ministros de Exteriores se reúnen este jueves.  

 

 

Desde luego, el coste en imagen y en prestigio de no responder positivamente a la petición de nuestros vecinos, o de hacerlo excesivamente tarde, podría ser bastante mayor que el riesgo de involucrase en la operación. Además, sería una buena manera de agradecer a Francia la decidida colaboración que los últimos gobiernos franceses han mostrado en la lucha contra ETA, y que ha sido fundamental para colocar a la banda terrorista en la débil situación en que se encuentra.

 

 

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2013

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031