Las “Casas” se salvan

Las “Casas” se salvan

Publicado por el Jun 24, 2013

Compartir

El futuro de las seis “Casas” que dependen del Ministerio de Asuntos Exteriores fue bastante negro en algún momento, ante los anuncios de reforma de la Administración. Parecían unos organismos con bastantes posibilidades de ser suprimidos, al menos algunos de ellos, ante la falta de fondos para su mantenimiento. Sin embargo, los recortes llevados a cabo ya en el ejercicio anterior, la reducción de unas plantillas que se habían visto infladas en exceso en los últimos años y la nueva orientación dada a estas instituciones han logrado salvarlas de la quema.

Las personas que las dirigían en la época de José Luis Rodríguez Zapatero fueron relevadas en abril de 2012 y los nuevos directivos recibieron el mandato de hacer un estudio de reducción presupuestaria y la ejecución de un plan de saneamiento y de viabilidad. Además, se les encomendó desde el Ministerio de Asuntos Exteriores, que, a las tradicionales actividades culturales, sociales o políticas que desarrollaban, unieran la vertiente económica, tratando de favorecer la internacionalización de las empresas españolas en sus respectivas áreas de influencia, enmarcado todo ello en la idea de difundir la imagen de España en el mundo.

Las Casas –América,  Árabe, Sefarad, Asia, África y Mediterráneo- son, en realidad, consorcios público-privados, en los que las distintas administraciones tienen porcentajes variados de participación y las aportaciones de particulares son igualmente muy diferentes. Por eso, su viabilidad ha sido más difícil de conseguir en algunos casos.

Casa de América. Posiblemente, la que menos problemas haya presentado. Es la más antigua –se creó hace veinte años- y la más activa y conocida. Dirigida en la actualidad por el diplomático Tomás Poveda, cuenta este año con un presupuesto de poco más de tres millones de euros frente a los 5,3 millones que tenía en 2011. Un 43,6  por ciento lo aporta el Ministerio de Asuntos Exteriores, mientras la Comunidad de Madrid solo contribuye con el 1,6 por ciento, el Ayuntamiento madrileño cede la sede del Palacio de Linares, y los patronos privados se encargan del 54,6 por ciento. Aprovechan sus salones e instalaciones para alquilarlos a quienes desean organizar distintos tipos de eventos. Ha reforzado sus actividades a favor del acceso a los países americanos de las pequeñas y medias empresas españolas. Se está centrando este año en Estados Unidos, y, en concreto en el mundo hispano de ese país, por los centenarios de los descubrimientos de la Florida y el Pacífico por conquistadores españoles.

Casa Árabe. También tiene su sede en Madrid, en el edificio de las Escuelas Aguirre, cedido por el Ayuntamiento. Su presupuesto es de 3,5 millones de euros, frente a los 5,3 millones del año 2011. Exteriores aporta algo más de 1,3 millones, la Comunidad Autónoma de Madrid ha reducido su aportación de 140.000 a 30.000 euros, y la Junta de Andalucía ha dejado de aportar. Sólo el ayuntamiento de Córdoba, donde hay una sede de la Casa, contribuye con 100.000 euros. Su director es el diplomático Eduardo López-Busquets. Está teniendo una intensa actividad, no sólo en relación con el fenómeno de las revoluciones en los países árabes, sino también en cuestiones económicas, como facilitar a las autoridades de Catar, la posible contratación de profesionales españoles de la sanidad para un hospital de 5.000 camas en ese país.

Casa Sefarad-Israel. Igualmente, su sede está en Madrid, en el Palacio de Cañete, cedido por el Ayuntamiento. Tiene un presupuesto de cerca de 1,4 millones de euros, del cual el 60 por ciento corresponde al Ministerio de Exteriores. Mantiene una gran actividad y está dirigida desde hace pocas fechas por el diplomático Miguel de Lucas, después de que el profesor Florentino Portero dejara el cargo tras estar en el mismo durante un año.

Casa Asia. Ubicada en Barcelona, el Palacio Baró de Quadras, cedido por el Ayuntamiento de la Ciudad Condal, aunque tiene también una pequeña sede en Madrid. Su presupuesto es de algo más de 2,5 millones de euros, casi un millón menos que en el ejercicio anterior. Exteriores contribuye con algo más de un millón d euros, la Generalitat de Cataluña, con cerca de medio millón y el Ayuntamiento de Barcelona, con más de medio millón. El resto corresponde a ingresos por actividades o patronos privados. La Casa está dirigida por el diplomático Ramón Moreno. Desde siempre ha estado muy enfocada a las relaciones económicas, especialmente con los grandes países de la zona, como China, India o Japón. También acoge al Instituto Confucio, que está teniendo una gran aceptación, ya que numerosas personas quieren hoy aprender chino.

Casa África. Está radicada en Las Palmas, motivo por el que, en el presupuesto de algo más de dos millones de euros de que dispone, el Gobierno de Canarias, tiene una importante contribución –de casi el 30 por ciento del presupuesto-, aunque bastante menor de la que tuvo en el pasado ejercicio. Cuenta también con fondos del ayuntamiento de la capital –algo  más del 10 por ciento- y el 60 por ciento restante es del Ministerio de Exteriores. Su director es el diplomático Santiago Martínez-Caro. Mantiene una estrecha relación con los países africanos, tratando de contribuir a la mejora de sus condiciones de vida y favoreciendo también inversiones españolas en algunos países de la zona, especialmente en el sector de las energías renovables. Está trabajando también en favorecer que Canarias se convierta en un nudo aeroportuario con destino a África y colabora estrechamente con el Programa Mundial de Distribución de Alimentos de la ONU, que tiene su sede en Las Palmas.

Casa del Mediterráneo. Ubicada en Alicante. Es la que más problemas de supervivencia ha tenido. Acumulaba muchas deudas y varios de los ayuntamientos que formaban parte de su Patronato, como los de Jávea o Benidorm no aportaban los fondos prometidos. La Generalitat valenciana tampoco contribuye a su presupuesto y el Ayuntamiento de Alicante lo hace con sólo 50.000 euros., No dispone aún de presupuesto para 2013, pero el de 2012 fue de 1,2 millones de euros, de los que Exteriores puso unos 700.00. No disponía de sede, aunque finalmente puede contar con unas antiguas instalaciones ferroviarias del puerto de Valencia. Su directora es la abogada Almudena Muñoz. Entre otras actividades ha organizado las Jornadas de Mediación  en el Mediterráneo, en el marco de la iniciativa hispano-marroquí de mediación y está promocionando las inversiones empresariales en el Magreb.

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2013

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
octubre 2017
M T W T F S S
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031