La visita que espera Cuba

La visita que espera Cuba

Publicado por el May 16, 2016

Compartir

En sólo año y medio, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha viajado en dos ocasiones a Cuba, en un loable intento de evitar que otros países desplacen a España del lugar que ha tenido en la isla, donde es todavía el primer inversor y su tercer socio comercial. a pesar de los vaivenes en las relaciones políticas entre Madrid y La Habana.

No es el único ministro que se ha involucrado en ese objetivo. Lo han hecho también el recientemente dimitido ministro de Industria, Turismo y Energía, José Manuel Soria, y, sobre todo el titular de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, secundado por el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, que esto días estará de nuevo en la isla para un encuentro bilateral de las Cámaras de Comercio.

La intervención de Luis de Guindos ha tenido que ver con lo que ha sido uno de los gestos más concretos de apoyo del Gobierno a Cuba para ayudar al país a salir de su penosa situación económica: la condonación o conversión en proyectos de inversión de una sustanciosa parte de la abultada deuda cubana con España.

Sin embargo, en un momento en que muchos países de nuestro entorno tratan de abrirse camino en Cuba fomentando un relación que era casi inexistente con el régimen castrista, España ve limitada su capacidad de actuación como consecuencia de la prolongada situación de inestabilidad política que vivimos.

En los últimos meses, Cuba ha recibido la visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, del presidente francés, François Hollande o del primer ministro italiano, Mateo Renzi, y se podría producir en breve la del primer ministro canadiense, Justin Trudeau. Todos buscan mejorar sus posiciones en la isla y abrir el camino a sus empresas.

Las cosas se están moviendo en torno a Cuba y quizás estemos ya en el momento en que debiera haberse producido una visita de más alto nivel a la isla.

Sin duda, los cubanos esperan que se produzca esa visita, porque siguen considerando que la relación con España tiene unos componentes afectivos que no se dan con otros países. El problema es que una viaje del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cuando se encuentra en funciones y en vísperas de una nueva campaña electoral, hubiera provocado algún que otro movimiento sísmico en la clase política.

Lo mismo puede decirse de una visita oficial del Rey. Como es conocido, al margen de la estancia de los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía en la Cumbre Iberoamericana de La Habana en 1999, Cuba es el único país iberoamericano al que un Monarca español no ha realizado una visita de Estado. Pero, si ya los anunciados desplazamientos de Don Felipe y Doña Letizia al Reino Unido o Japón y Corea en pleno proceso de intento de formación de nuevo gobierno, provocaron algunas protestas en el seno del PSOE y llevaron a su aplazamiento, es fácil pensar lo que ocurriría con un viaje tan delicado como sería el de los Reyes a La Habana cuando el Gobierno sigue en funciones.

La realidad es que la crisis política que vivimos desde hace cinco meses sigue dañando las capacidades de nuestra proyección exterior, Puede que las consecuencias de la ausencia de visitas de alto nivel a otros países o de otros mandatarios a España no se perciban de manera inmediata, pero lo cierto es que las habrá y no serán nada beneficiosas ni para nuestra imagen ni para los intereses de nuestras empresas en el mundo.

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2016

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31