La visita de Mahmud Abbas que no pudo ser

Publicado por el Nov 30, 2012

Compartir

 

Mahmud Abbas quería pasar por Madrid para dar las gracias a Mariano Rajoy por el voto favorable de España a la concesión para Palestina de estatus de “Estado observador no miembro”  en Naciones Unidas. El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, que habló por teléfono con Rajoy el sabado pasado, sabe que para el Gobierno español no era fácil tomar la decisión, entre otras razones, porque apoyar la pretensión palestina le supone desmarcarse de Estados Unidos, de quien se ufana de ser un aliado fiable. Además, aunque Washington no ha tratado de influir en absoluto en España para que votara en contra -algo que ha sorprendido a las autoridades españolas-, Israel sí ha ejercido una presión constante, tratando de contrarrestar la ofensiva palestina. Esta, por su parte, ha sido grande y se ha hecho notar en todos los ámbitos, incluso a través de contactos de sus Servicios de Seguridad con el CNI.

 

 Lo cierto es que Abbas planeó, después de conseguir su objetivo en la Asamblea General de Naciones Unidas, hacer una escala en España, camino de los territorios palestinos para expresar su agradecimiento al Ejecutivo español, que ha estado entre los primeros de la UE en anunciar su voto positivo y que ha continuado así la tradición de apoyar la causa palestina mantenida por todos los gobiernos de la democracia. Además, las autoridades españolas han hecho hincapié en que uno de los motivos por los que se respalda la resolución es para reforzar a Mahmud Abbas en su apuesta por el diálogo, frente a la actitud radical de Hamas, que controla la franja de Gaza.

 

Madrid iba a ser la única capital por la que pasara, camino de Ramallah, ya como presidente del nuevo estado observador en la ONU, un detalle bastante significativo. Así, se barajó la posibilidad de que estuviera la capital española unas horas entre el viernes y el sábado, pero finalmente la visita no se pudo concretar, porque, a consecuencia del “sabbath”, la fiesta religiosa de los judíos, a Abbas no le ha quedado más remedio que adelantar su llegada a la capital palestina.

 

 

El problema radicaba en que debía volar a Amman y, desde allí, por carretera trasladarse a Ramallah, para lo cual debe cruzar el famoso Puente Allenby entre Jordania y Cisjordania. Dado que el control de la frontera es realizado exclusivamente por Israel, que lo considera un punto de acceso a ese país, el puente se encuentra cerrado debido a la observancia del “sabbath” desde el anochecer del viernes al anochecer del sábado.

 

Si paraba en Madrid, llegaría al paso fronterizo en sábado y, como Abbas quiere estar ya en Ramallah el sábado para festejar con el pueblo palestino su éxito en la ONU, finalmente ha optado por no hacer la mencionada escala en España. Eso sí, al parecer, se ha comprometido a que nuestro país será el primero que visite en un próximo viaje a Europa. También será la primera vez que Rajoy le reciba como presidente del Gobierno, aunque ya se conocen personalmente porque se reunieron en Madrid hace año y medio cuando el líder del PP estaba en la oposición.

 

 

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2012

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
octubre 2017
M T W T F S S
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031