España, ante la farsa de Guinea Ecuatorial

España, ante la farsa de Guinea Ecuatorial

Publicado por el Jun 5, 2013

Compartir

El Tribunal Constitucional de Guinea Ecuatorial acaba de ratificar la victoria del Partido Democrático (PDGE) de Teodoro Obiang en las recientes elecciones legislativas y municipales, con un 99 por ciento de los votos. Nadie podía esperar otra cosa, en un país donde todas las instituciones obedecen las consignas del régimen, que ni si quiera se preocupa de dar la apariencia de un comportamiento democrático. Todos los escaños del Parlamento han sido para el partido de Obiang, tanto en el Congreso como en el Senado, excepto uno en cada cámara que, graciosamente, han dejado para el principal partido de la oposición, el CPDS, Convergencia para la Democracia Social, que encabeza Placido Micó.

A nadie se le escapan las numerosas irregularidades cometidas antes, durante y después de las votaciones. Me contaban hace poco que en un colegio electoral, donde había varios interventores del CPDS, que ejercieron su derecho al voto, se les obligó a salir a la hora del recuento. Cuando entraron para ver el resultado, les dijeron que todos los votos habían sido para el PDGE. Ni siquiera tuvieron el detalle de contabilizar los votos a favor del CPDS emitidos por los interventores.

No es de extrañar. Aún recuerdo una anécdota relatada por un diplomático español que estuvo destinado hace años en el país y presenció cómo a la entrada de un colegio electoral, había una persona entregando a los que llegaban a votar un sobre que contenía la papeleta del partido del régimen. Cuando uno de los votantes abrió el sobre para ver qué papeleta había dentro, el otro le reprendió: “¿Qué haces? Tu no sabes que el voto es secreto”. Puede sonar a chiste pero es real.

Hoy, Guinea Ecuatorial, o mejor dicho sus gobernantes, se han enriquecido gracias al petróleo, pero nada ha cambiado desde el punto de vista político. Y España no parece saber cómo afrontar las relaciones con su antigua colonia. Si antes de los comicios del pasado 26 de mayo, el Gobierno emitió un comunicado en el que abogaba por el respeto de los derechos humanos y expresaba su confianza en que fueran “un paso fundamental en el proceso de apertura política”,  la reacción tras conocerse los resultados parece más bien tibia, limitándose a instar a Obiang a dialogar con la oposición sobre las desavenencias con respecto a esos resultados.

Contrasta este planteamiento con la postura de mayor exigencia hecha por Estados Unidos al régimen de Obiang, al afirmar que las elecciones han sido “una oportunidad perdida para lograr una mayor democratización”. Washington, además, critica “las detenciones arbitrarias, los límites a la libertad de reunión y de expresión y el acceso severamente restringido a los medios de comunicación y las redes de internet”.

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2013

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
octubre 2017
M T W T F S S
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031