Irán: el nuevo Dorado

Irán: el nuevo Dorado

Publicado por el Jan 19, 2016

Compartir

De vuelta con Irán. Hoy, porque Irán parece haberse convertido ya en el Dorado de los países occidentales. No han pasado más que unas pocas horas desde el anuncio del levantamiento de parte de las sanciones contra el régimen de Teherán y ya se anuncia el peregrinaje al que vamos a asistir en las próximas semanas. La Unión Europea decidió ayer el envío en febrero a Irán de una misión para abrir vías de negocio, con la Ala Representante para la Política Exterior, Federica Mogherini, al frente.

Y, en el caso de España, hubo ya una fase previa de ese peregrinaje en septiembre pasado, cuando los ministros de Exteriores, de Fomento y de Industria viajaron a Teherán acompañados de una delegación empresarial. La carrera ya está en marcha y nadie quiere llegar tarde a la meta.

Para España, el objetivo es no sólo recuperar el nivel de importación de petróleo iraní que tenía antes de que se impusieran las sanciones, sino tratar de que nuestras empresas se beneficien de los planes de infraestructuras y desarrollo que las autoridades de Irán quieren poner en marcha y en los que prevén invertir unos 25.000 millones de euros.

Los iraníes han hecho saber que valoran la experiencia española en ferrocarriles, desarrollo de puertos y construcción urbana, pero, ala vez, según adelantó ABC, están interesados en contar con una refinería en España, parece ser que en Algeciras, con el fin de facilitar la distribución de su crudo.

Hace unos días, el embajador de Israel en Madrid, Daniel Kutner, me decía durante una entrevista que su país no es quien para decir con que países deben negociar otros Estados, pero advertía del riesgo de hacer negocios con Irán -de quien, como es sabido, no se fían en absoluto- antes de comprobar que efectivamente cumplen sus compromisos.

Irán tiene numerosas lagunas en el respeto de los Derechos Humanos -aunque Pablo Iglesias y sus compañeros de Podemos no le hagan ascos a su financiación-, pero no es el único país con el que las naciones occidentales hacen negocios mirando para otro lado.

Es triste, pero es la realidad. ¿O acaso no se buscan negocios en el poderoso y populoso mercado de China, donde los valores democráticos no se ven ni por asomo? ¿No hemos asistido a una carrera por lograr una buena colocación ante el anuncio de una apertura económica en Cuba, que por cierto está yendo más lenta de lo que se esperaba?

¿Y que decir de Arabia Saudí, donde acaban de ser ejecutadas 47 personas y donde los derechos de las mujeres o de las minorías religiosasson casi inexistentes, pero donde un consorcio español construye el AVE Medina-La Meca y donde Navantia está a punto de cerrar un megacontrato de 3.000 millones de euros para la construcción de cinco fragatas con destino a la Marina saudí?

Puede que no nos guste, pero, cuando hay dinero por el medio, las relaciones internacionales son así de ciegas. Cuando se ve la posibilidad de obtener réditos importantes, todos pasan por encima, por aquello de que “si no lo hacemos nosotros, lo harán otros”.

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2016

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031