¿Hay que pagar las repatriaciones?

¿Hay que pagar las repatriaciones?

Publicado por el Aug 8, 2014

Compartir

Resulta sorprendente la polémica montada en torno a quién debe pagar la repatriación desde Liberia de Miguel Pajares, religioso español enfermo de ébola. No por qué no sea una pregunta que legítimamente pueda hacerse cualquier contribuyente, sino porque esa misma cuestión no se ha planteado en otras ocasiones cuando se han utilizado medios públicos para traer a casa a compatriotas en situaciones difíciles en los más variados lugares del mundo.

Nadie la planteó, por ejemplo, en uno de los últimos secuestros de españoles resueltos, previsiblemente después del pago del correspondiente rescate: el de los cooperantes Ainhoa Fernández de Rincón y Enric Goyalons, secuestrados en Malí, y que trabajaban para organizaciones no gubernamentales situadas más bien en el espectro de la izquierda. Tampoco cuando dos compañeros periodistas –Javier Espinosa y Ricardo García– fueron traídos a España en un avión militar, tras permanecer secuestrados más de seis meses en Siria. Ni en  los secuestros por piratas de pesqueros en aguas del Índico, y ni siquiera cuando hace años, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, fletó un avión para traer a decenas de turistas españoles de Tailandia, porque se había registrado allí un golpe de Estado, aun cuando la mayoría de ellos estaban en zonas vacacionales, muy lejos de Bangkok.

Sólo desde el sectarismo y la más absoluta falta de humanidad, se puede entender que ahora se suscite la necesidad de que sea la persona beneficiada quien se haga cargo de los gastos. Él –que lucha por mantener una vida que ha dedicado al servicio de los demás- o la orden religiosa a la que pertenece.

Ese complejo ante lo políticamente correcto hizo a la directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa, asegurar que se pasarían los gastos a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios. Afortunadamente, Mariano Rajoy corrigió tal afirmación y aseguró que será el Gobierno quien corra con los gastos. Es lo que corresponde a un país serio, que tiene capacidad para atender a compatriotas que se encuentran en una situación de necesidad, asumiendo un gasto que tampoco va a hacer tambalearse las finanzas del Estado. El Gobierno hizo lo que tenía que hacer al traer a España a la persona afectada por el ébola y lo ha hecho con todas las garantías.

En cualquier caso, tampoco estaría de más que, en los casos en que haya habido una advertencia previa de peligro en alguna zona y no se haya atendido, se asuman las consecuencias. Pero no cuando se trate de situaciones sobrevenidas a personas que están realizando su trabajo y, mucho menos, cuando lo hacen de manera tan desinteresada y entregada como el padre Miguel Pajares.

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2014

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31