Europa, con la vista en España

Europa, con la vista en España

Publicado por el dic 21, 2015

Compartir

Los dirigentes europeos han vuelto su mirada hacia España. Había una cierta confianza en que, pese a la incertidumbre por la llegada de los emergentes, los resultados del 20-D no iban a abrir un escenario preocupante para la salud de Europa. Ahora, sin embargo, no las tienen todas consigo.

Que un país como España, que fue uno de los enfermos que mejor respondió al tratamiento de choque, pueda tener una recaída preocupa seriamente en una Europa donde la epidemia no ha terminado de pasar.

La Comisión Europea ha sido la primera en expresar sus temores. No lo ha hecho de manera directa, pero sí veladamente, consciente de que el panorama que se presenta no augura nada bueno. No puede interpretarse de otra manera que una portavoz comunitaria diga que “pese a las dificultades” confía en que España sea capaz de lograr un gobierno estable.

No hay nada que se tema más en Europa que la falta de entendimiento para lograr que se forme un Ejecutivo capaz de tomar decisiones. A pesar de que Rajoy tuvo la habilidad de hacer que se aprobaran los Presupuestos Generales del Estado para 2016 antes de los comicios, la Comisión Europea está a la espera, como recuerda Maribel Núñez en ABC, de mayores concreciones sobre las partidas de gastos de ayuntamientos y comunidades autónomas.

Además, Bruselas lleva tiempo insistiendo en que se tomen nuevas medidas de ajuste, aún a sabiendas de que en plena campaña electoral el PP no quería ni oir hablar de eso. Su confianza estaba en que fuera el nuevo Gobierno en que las adoptara y que lo hiciera pronto. Pero no parece que eso vaya a poder ser. Más bien cabe pensar que, en febrero cuando la Comisión Europea se ponga a realizar sus informes en profundidad sobre la situación económica de los países, las cosas no estén muy claras todavía en España. Y eso es algo que preocupa.

La incertidumbre que se crea no sólo en Europa, sino en los mercados internacionales como se ha visto en las primeras horas después de las elecciones, y el prejuicio que ello puede causar a España debería ser un acicate para que los partidos responsables alcanzaran un acuerdo que permita la gobernabilidad.

A pesar de su incontestable descenso, PP y PSOE siguen siendo las dos fuerzas mayoritarias en España. Es algo que no deben olvidar. Puede que las cosas no vayan a ser ya nunca igual en nuestro país en cuanto al mantenimiento de un modelo bipartidista, pero lo cierto es que todavía, hoy por hoy, partidos como Podemos, que se presenta como el gran triunfador, sólo ha alcanzado la quinta parte de los escaños del Congreso. Pese a que logrado un resultado espectacular, el asalto de Pablo Iglesias no ha llegado a los Cielos. Y creo que ni siquiera en el Purgatorio.

PP y PSOE harían mal en ser insensibles al mensaje que les han enviado los españoles trasladando su voto a Podemos o a Ciudadanos. Pero se equivocarían igualmente si no entendieran que el mandato que les han dado los votantes es que pasen por encima de partidismos y sean capaces de buscar fórmulas que permitan gobernar el país, no dando marcha atrás, ni mucho menos dejándolo en las peligrosas manos de los amigos del populismo bolivariano.

 

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2015

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930