España e Israel vuelven a chocar

España e Israel vuelven a chocar

Publicado por el May 23, 2018

Compartir

Las relaciones entre España e Israel están marcadas de un tiempo a esta parte por una cadena de episodios que están contribuyendo su enfriamiento. El último incidente se ha registrado con motivo del apoyo dado por España en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU (en la imagen) a la creación de una comisión internacional de investigación sobre la muerte, por fuego israelí, de decenas de palestinos en la frontera de la Franja de Gaza.

El Gobierno israelí no alcanza a comprender cómo España ha dado su respaldo a una iniciativa que consideran ya tiene las conclusiones de la investigación adoptadas para condenar a Israel. Se muestra sorprendido de que España, que comenzó este año a formar parte del Consejo de Derechos Humanos, se haya alineado con países como Venezuela, Cuba, Arabia Saudí o Irak, entre otros, y no haya optado, al menos por la abstención como hicieron todos los países europeos, a excepción de Bélgica y Eslovenia.

Israel convocó al embajador español en Tel Aviv, Manuel Gómez-Acebo, y a sus colegas belga y esloveno, para expresarles su malestar y reiterarles que ejercen su derecho a defenderse de los terroristas de Hamas, que han instigado las protestas desde Gaza.

No es la primera vez que las autoridades de Israel ven con desagrado la postura que adopta España en un organismo internacional en asuntos que afectan a ese país. Así sucedió hace año y medio en la Unesco, cuando España decidió abstenerse y no votar en contra de una resolución que negaba todo vínculo entre el Monte del Templo de Jerusalén y el judaísmo, limitándose a considerar un lugar de cuento musulmán la mezquita de Al Aqsa.

Además, España, que denuncia sistemáticamente, la construcción de vivienda judías en suelo palestino, votó también en diciembre de 2016, cuando era miembro del Consejo de Seguridad de la ONU en favor de una resolución que condenaba la política israelí de asentamientos, lo que provocó que el primer ministro, Benjamin Netanyahu –que, al parecer, trató de convencer a Rajoy para que no respaldara el texto- ordenara congelar las visitas oficiales a los países que la respaldaron, hasta que Donald Trump llegara a la Casa Blanca.

Con esos precedentes no es de extrañar que, el pasado mes de noviembre, Israel arrastrara los pies antes de que su presidente, Reuven Rivlin, en visita de Estado a nuestro país, decidiera incluir unas palabras de apoyo al Estado de Derecho en España frente al desafío independentista. Aunque el Ejecutivo español sabía de las estrechas relaciones de Israel con los Gobiernos nacionalistas catalanes, los titubeos israelíes no le gustaron nada, aunque se terminara de solventar el contencioso gracias a la cercanía que mostró, finalmente, Rivlin.

España, además, como la mayoría de los Estados, ya ha expresado su oposición a secundar la iniciativa estadounidense de trasladar su Embajada a Jerusalén y eso, aunque es algo que los israelíes ya sabían, no deja de ser un punto más de fricción.

Los recelos se mantienen y no sería extraño que la última toma de postura de España tuviera algún tipo de consecuencia en la relación bilateral, al menos, en lo que se refiere al intercambio de visitas, entre las que está pendiente desde hace muchos años una de Netanyahu.

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2018

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
agosto 2018
M T W T F S S
« Jun    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031