El desembarco de La Moncloa

El desembarco de La Moncloa

Publicado por el Jan 28, 2017

Compartir

En la reciente toma de posesión de varios altos cargos del Ministerio de Asuntos Exteriores, el ministro, Alfonso Dastis, no tuvo ningún inconveniente en reconocer que, efectivamente, se había producido un desembarco de La Moncloa en su Departamento.

Dastis hizo esa afirmación en tono distendido, pero también para augurar que vamos a asistir a una época de estrecha coordinación entre los equipos de la Presidencia del Gobierno y los del Palacio de Santa Cruz, algo que no siempre se dio en los últimos cinco años, y que tendría que servir, entre otras cosas, para reactivar la presencia del jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, por el mundo. Nadie se atreverá, en cualquier caso, a aventurar que el nuevo titular de Exteriores, veterano diplomático, vaya a lanzarse a experimentar por el mundo sin el visto bueno de La Moncloa.

Lo cierto es que el nombramiento de Dastis dejó entrever enseguida una voluntad de Mariano Rajoy y de su director de Gabinete, Jorge Moragas, de terminar con el estilo impuesto por José Manuel García-Margallo, cuyas iniciativas no siempre fueron de su total agrado. Dastis se ha llevado con él como secretarios de Estado a las dos piezas claves de Moncloa en materia internacional, repitiendo en cierto modo el esquema que existía allí: Jorge Toledo, para los asuntos de la Unión Europea e Ildefonso Castro, para el resto de las áreas, en este caso, con excepción de Iberoamérica, que queda en manos de Fernando García Casas, otro antiguo “monclovita” de los tiempos de José María Aznar.

Es evidente también que en la formación de este nuevo equipo han pesado tanto el conocimiento personal del ministro como la pertenencia a esa especie de club comunitario que forman todos los diplomáticos que han trabajado en cuestiones relacionadas con la Unión Europea, en Madrid o en Bruselas.

Y en cualquier caso, es claro que Dastis puede entenderse bien tanto con Moragas como con quien será el director del departamento de Internacional de la Presidencia del Gobierno, Bernardo de Sicart, que reúne la doble condición de haber pasado por Bruselas y haber trabajado durante bastante tiempo, en distintos puestos, con Mariano Rajoy.

Todo apunta además, a que, en algunos nombramientos de los siguientes escalones, es decir de directores generales, va a continuar la misma tónica. El nombre de José Pascual Marco, que acaba de dejar su puesto como director general de Industrias Culturales y del Libro en el Ministerio de Cultura y que trabajó con Dastis como representante permanente adjunto ante la UE, se da como seguro para sustituir a Alejandro Abellán -futuro embajador en República Dominicana– al frente de la Dirección General de Coordinación de Políticas Comunes y de Asuntos Generales de la Unión Europea, hasta que Hacienda permita el desdoblamiento en dos unidades, como existió en su momento.

La conexión Moncloa-Santa Cruz, en lo que respecta a las cuestiones europeas se va a ver reforzada, sin duda en relación con la que existía en los últimos años, en que la sintonía entre Jorge Toledo -entonces en Presidencia- y Alejandro Abellán era manifiestamente mejorable. Ahora, además, el puesto de Toledo en Moncloa lo ocupa Álvaro Renedo, que era una persona de su equipo.

De igual modo, otro antiguo miembro de la Representación Permanente en Bruselas y con una excelente relación con Jorge Moragas, será, muy probablemente, en un próximo futuro el director general de Relaciones Bilaterales con Países de la Unión Europea, Países Candidatos y Países del Espacio Económico Europeo, un puesto ya vacante por el nombramiento de su titular María Victoria Morera como embajadora en Alemania. Se trata de Juan López-Herrera, actual encargado de Negocios en la Embajada en Londres, tras la dimisión de Federico Trillo como embajador.

Esa circunstancia ha hecho que el nombramiento de López-Herrera quede congelado hasta que el Reino Unido dé el plácet para nombrar a Carlos Bastarreche como nuevo embajador de España en ese país. Exteriores confía en una pronta respuesta de los británicos, lo que permitiría ir completando el equipo del ministro, al que también se sumará el actual embajador en Venezuela, Antonio Pérez-Hernández, como director general para Iberoamérica, y, previsiblemente, Camilo Villarino, otro experto en cuestiones europeas, como jefe del Gabinete del ministro.

 

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2017

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
junio 2017
M T W T F S S
« May    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930