El de Evo Morales no será el último susto

Publicado por el May 2, 2012

Compartir

Por desgracia, la actuación de Evo Morales al expropiar la filial boliviana de Red Eléctrica Española, no será, probablemente, la única que tendrá que lamentar el Gobierno español. Hay todavía varios regímenes populistas en Iberoamérica dispuestos a saltarse olímpicamente todas las normas de seguridad jurídica si lo consideran necesario para su supervivencia. Más de una empresa española ha tenido problemas en los últimos años en Nicaragua, Ecuador o Venezuela y cualquier día el Gobierno de Mariano Rajoy puede encontrarse con nuevas expropiaciones.

 

Es cierto que la medida tomada por Morales no tiene los mismos elementos que la adoptada  por Cristina Fernández de Kirchner con Repsol-YPF, pero quizás se esperaba una mayor firmeza del Ejecutivo español, la misma que se pedía al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Al menos para dejar claro que no se quedará con los brazos cruzados. Las promesas de Morales de que compensarán a Red Eléctrica por los costes invertidos no son suficientes para quedarse tranquilos. Sobre todo por el peligro de contagio.

 

España es el principal inversor de Europa en Iberoamérica y siempre se ha destacado el papel que puede desempeñar como puente con la Unión Europea. Por eso, debe alzar su voz también en los foros comunitarios y reclamar que se pase de las expresiones de “preocupación” y de las advertencias y amenazas a los hechos. El trato europeo a los países iberoamericanos que respetan las reglas, como Brasil, México, Chile, Colombia, o Perú, no puede ser el mismo que para aquellos que atropellan los intereses de los inversores extranjeros y ni siquiera pagan sus deudas cuando han recibido sentencias condenatorias de los tribunales internacionales de arbitraje.

 

Y en el plano bilateral, es obvio que hay otras empresas españolas actuando en esos países, pero no debe aceptarse que sean tomadas como rehenes, porque, además, tarde o temprano, también ellas pueden sufrir las consecuencias de las actuaciones populistas, si el gobernante de turno lo considera útil para sus propósitos.

 

Dentro de unos días, el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia, viajará a La Paz. La visita estaba programada desde antes de que se produjera la expropiación de la empresa Transportadora de Electricidad, pero adquiere ahora un especial interés. Quizás las promesas de apoyo económico y de cooperación con Bolivia que –pese a los recortes- el secretario de Estado iba a llevar, haya que guardarlas de nuevo en la cartera. Sería un mensaje para Morales, pero también para sus amigos del eje bolivariano, tentados de seguir el camino abierto por la viuda de Néstor Kirchner.

 

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2012

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
octubre 2017
M T W T F S S
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031