El cardenal de los presos

Publicado por el Nov 25, 2010

Compartir

El cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana, ha pasado por Madrid.  Ortega es el hombre que ha estado en el centro de las gestiones para que el régimen castrista haya puesto en libertad a 55 presos de conciencia en los últimos cuatro meses. Sus negociaciones con Raúl Castro han fructificado en la excarcelación de los disidentes. El respaldo del Gobierno español, con el ya ex ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, al frente ha cerrado el círculo de una operación que para muchos es una auténtica deportación con España como destino prioritario.

Castro no podía acceder a las demandas del Ejecutivo español ni de ningún otro para que permitiera la salida de la cárcel de los presos, sin que eso sonara a capitulación. La salida ofrecida por la Iglesia Católica y apoyada por España, le ha facilitado las cosas.

Es cierto: mejor es que la gente esté en la calle que en una celda. Nadie puede negarlo. Pero es verdad, también que, de un plumazo, Castro se ha quitado de en medio a más de medio centenar de disidentes –junto a tres centenares de familiares-  que siempre son una fuente de problemas para el régimen por su activismo. Así, lejos de la isla, obligados a buscarse la vida en España o donde sea, quedan prácticamente desactivados.

Por eso, tarda tanto en liberar a quienes no se pliegan a la exigencia de abandonar su país. Sólo uno de estos ha sido excarcelado. Otros once, esperan la decisión de Raúl Castro.  El castrismo ha prometido a Ortega y a Moratinos que también saldrán de prisión, pero lo cierto es que sigue jugando con su libertad como jugó antes con su detención por el mero hecho de opinar de manera diferente.

La liberación de personas que nunca tuvieron que ser detenidas y las tibias reformas económicas anunciadas son poca cosa para premiar a un régimen tan irrespetuoso con los Derechos Humanos y las libertades de sus ciudadanos. El equipo de Catherine Ashton, la responsable de las Relaciones Exteriores de la UE, ha comenzado sus contactos en La Habana, para determinar si es posible adoptar una nueva relación con Cuba, más allá de la Posición Común europea, por lo que ha venido abogando el Ejecutivo español.

Una buena prueba será saber si el régimen va a permitir al disidente Guillermo Fariñas acudir el 15 de diciembre  a Estrasburgo a recoger el Premio Andrei Sajarov  de Derechos Humanos que le concedió el Parlamento Europeo, y a la bloguera Yoani Sánchez viajar a Holanda para recibir el Premio “Príncipe Klaus”, y después a Dinamarca para recoger el otorgado por el Centro Danés de Investigación Independiente. Sánchez se lo ha tomado con humor y ha dicho que si no le dan la autorización ganará “el Guinnes de personas que han estado ausentes de ceremonias de premios”.

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2010

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031