El afán federalista de Margallo

Publicado por el Sep 12, 2012

Compartir

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, viene siendo desde que asumió el cargo –y también cuando era europarlamentario- un decidido defensor de una Europa federal. Y lo viene demostrando especialmente desde que en marzo se creó el llamado Club de Berlín, en el que diez ministros europeos se han marcado el objetivo de reflexionar sobre el futuro de Europa y sus instituciones.

 

 

Margallo es uno de los ministros más activos de ese grupo y acaba de esbozar en Estrasburgo, tras una visita al Parlamento Europeo, los pasos que considera deben darse hacia ese horizonte federal, en el que parecen estar de acuerdo la mayoría países que forman parte del euro.

 

 

Según el ministro, en ese camino, en la situación económica actual de Europa, habría tres fases:

 

 

La primera, de consolidación fiscal, convergencia económica y crecimiento para evitar la recesión.

 

 

La segunda, de creación de un Fondo Monetario Europeo que emitiera bonos mancomunados, en el que cada uno responde de su parte, para lo cual considera que no es preciso reformar los Tratados.

 

 

En la tercera, llegaría la creación de unos eurobonos, en los que ya habría una responsabilidad solidaridad europea, para lo cual sería preciso entonces modificar los Tratados.  Recuerda Garcia-Margallo que "los Estados Unidos nacieron cuando las trece colonias mutualizaron la deuda", y añade: "Ese es el paso que debemos dar hacia un horizonte federal que es el único que nos permitirá no ser irrelevantes en un mundo que está cambiando a una gran velocidad".

 

 

Las propuestas definitivas del Club de Berlín, que incluirán cosas como la elección del presidente de la Comisión Europea por los ciudadnos europeos, se van a  dar a conocer dentro de pocos días en una reunión en Varsovia. Obviamente, constituirán un proyecto ambicioso, nada fácil de llevar a cabo, y al que es previsible que no se sumen unos cuantos de los países miembros. Y si los convencidos decidieran emprender el camino, estaríamos de nuevo ante una Europa de dos velocidades.

 

 

Incluso hay voces que hablan de que la canciller Angela Merkel parece haber perdido parte de su entusiasmo por la idea, porque a su opinión pública le asusta una Alemania que, lógicamente tendría una hegemonía política en esa Europa federal, se viera obligada, por ello, a asumir serias responsabilidades, además de haber renunciado a parte de su soberanía nacional. Lo cierto es, sin embargo, que el ministro germano de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, fue uno de los principales impulsores del Club de Berlín, y sigue comprometido con sus trabajos.

 

 

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2012

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31