Aznar recupera su placa en Washington

Publicado por el Jul 2, 2012

Compartir

El 12 de enero de 2004, José María Aznar  comenzó su último viaje a Estados Unidos como presidente del Gobierno. Durante su mandato había ido numerosas veces a ese país, dada la estrecha relación que mantenía con George Bush. En esa ocasión, además de reunirse con el entonces presidente estadounidense, Aznar inauguró la nueva residencia del embajador español en Washington. Se había abandonado la tradicional, en la calle 16, porque había quedado en una zona degradada y peligrosa. La nueva, obra del arquitecto Rafael Moneo y decorada por Pascua Ortega, se ubica en Foxhall Road, una elegante zona del noroeste de Washington.

 

Para conmemorar  la inauguración, se colocó en un muro, frente al porche de entrada a la casa, una pequeña placa de metal, de unos 20 por 30 centímetros, en la que podía leerse que, “bajo el Reinado de Sus Majestades los Reyes, Don Juan Carlos y Doña Sofía, el presidente del Gobierno, José María Aznar, inauguró la residencia, siendo ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacios, y embajador de España en Estados Unidos, Javier Rupérez”.

 

Pocos meses después de aquel acto, el PSOE ganó las elecciones generales. José Luis Rodríguez Zapatero llegó a La Moncloa y nombró embajador en Washington a Carlos Westendorp, un diplomático que había sido el último ministro de Asuntos  Exteriores de la época de Felipe González.  Con la excusa de que había que hacer unas reformas en la casa, Westendorp, a quien Aznar había nombrado embajador en la ONU, pese a haber sido duramente criticado por él, decidió retirar la placa, para no volverla a poner.

 

En noviembre de 2009, ABC denunció la desaparición de la placa. El entonces embajador, Jorge Dezcallar, desconocía los motivos de la retirada, pero durante el tiempo que permaneció en el cargo, hasta hace pocas semanas, no repuso la placa en su lugar.

El Gobierno, respondiendo a una pregunta del senador del PP Alejandro Muñoz-Alonso señaló que se había retirado la placa porque sufría un "serio deterioro" debido a que "el material con el que estaba hecha no era compatible con las condiciones meteorológicas de la ciudad de Washington".

Lo cierto es que la placa permaneció todo este tiempo en unas dependencias de la Embajada, y ahora ha sido repuesta, nada más llegar a su residencia, por el nuevo embajador, Ramón Gil-Casares, nombrado por Mariano Rajoy. Gil-Casares es un hombre muy cercano  a Aznar, de quien fue su asesor para Asuntos Internacionales. Además, fue secretario de estado de Asuntos Exteriores con Ana Palacio.

 

Así pues, la placa ha vuelto a su lugar originario, en una residencia que, por cierto, sigue presentando serios problemas por deficiencias en su construcción, que no han sido aún subsanados.

 

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2012

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
septiembre 2017
M T W T F S S
« Aug    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930