Argentina vuelve al mapa español

Argentina vuelve al mapa español

Publicado por el nov 29, 2015

Compartir

La llegada de Mauricio Macri a la Casa Rosada va a abrir con seguridad un nuevo momento en las relaciones de Argentina con España. Así lo ha entendido el Gobierno español, que desde hace tiempo anhelaba la salida de los Kirchner del poder y ha apostado fuertemente por Macri. Mariano Rajoy le recibió hace ya un par de años en Moncloa y lo hizo de manera totalmente discreta, sin darlo a conocer a la opinión  pública, pero forjando una relación que ahora le va a resultar muy útil.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, tuvo la habilidad de aprovechar una visita a Paraguay para, a su regreso a Madrid, parar en Buenos Aires con el objetivo de conversar con el presidente electo de Argentina y almorzar, acompañado por una veintena de empresarios españoles, con dos de sus futuros ministros del área económica: Alfonso Prat-Gay (Hacienda) y Francisco Cabrera (Producción e Industria).

Más allá de la circunstancia de que se trata del primer dirigente de un Gobierno extranjero que ve a Macri tras su triunfo del 23de noviembre, es importante que, entre los primeros contactos, figuren los responsables económicos, porque buena parte de los problemas que han existido en los últimos años en las relaciones entre los dos países, derivan de las trabas puestas por los Kirchner a la actividad empresarial.

España confía en que el nuevo Ejecutivo argentino, claro defensor de las políticas liberalizadoras y alejado de los populismos más próximos a los regímenes bolivarianos, adopte pronto medidas que corrijan las ahora existentes que dejen de ahuyentan a los inversores. Medidas que terminen con los diferentes tipos de cambios, la exigencia de contar con una declaración jurada de importaciones, el llamado “cepo cambiario”, que dificulta la repatriación de dividendos por las empresas extranjeras, o la regulación de las tarifas de servicios públicos, que impide subir las mismas y que afectan a muchas empresas españolas, como Telefónica, Abertis o Gas Natural.

España es hoy, todavía el segundo gran inversor en Argentina, con 13.000 millones de dólares, sólo por detrás de Estados Unidos y con unos intercambios comerciales de 3.000 millones, y cuenta con un empresariado dispuesto y preparado para participar en la materialización del plan de 33.000 millones de dólares que Macri quiere impulsar.

Las autoridades españolas subrayan siempre que pueden que España está en Argentina para quedarse y que ha estado tanto en los tiempos malos como en los buenos. La expropiación del YRF-Repsol en abril de 2012 frenó esas inversiones, pero no provocó una huida masiva de los capitales españoles, a pesar de las dificultades que tienen en el país.

Con Argentina, la relación tiene algo más que un mero componente económico. Los lazos son mucho más sólidos, porque hay muchas cosas que nos unen. Y por eso, la situación de los últimos años sólo puede ser considerada como una anomalía que parece tiene los días contados.

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2015

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031