A Moratinos le cortan las alas

Publicado por el jun 8, 2010

Compartir

El Tribunal de Cuentas acaba de llamar la atención sobre el uso que el Gobierno hace de los aviones oficiales de la Fuerza Aérea Española. Reclama una regulación para evitar que puedan ser utilizados para fines partidistas, incluso aunque se argumenten necesidades de seguridad del presidente o de alguno de sus ministros.

 

El Ejecutivo de Zapatero, pese a las advertencias que desde los servicios de Protocolo se le hicieron, ha abusado desde su llegada al poder de la comodidad que supone tener a su disposición los aviones del Grupo 45 del Ejército del Aire, destinados al transporte de personalidades. Lo ha hecho, utilizándolos para ir a mítines de partido o para llevar a cabo desplazamientos más o menos privados, aunque se hayan buscado ciertas “coartadas”, organizando también algún acto público.

 

Pero aún antes de que se conociera la advertencia del Tribunal de Cuentas, algunos ministros ya se han visto obligados a restringir el uso de esos aviones. Uno de los que más necesidad tiene de ellos es el titular de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, quien, por su cargo, se ve obligado a realizar numerosos desplazamientos al extranjero, la mayoría de los cuales resultaría complicado hacer en vuelo regular.

 

Pero la necesidad de reducir los gastos del Estado ha hecho que, desde finales del pasado mes de febrero en que viajó a Azerbajan, el ministro haya tenido que hacer sus viajes en uno de los aviones Falcón 900 y no en el Airbus 310, que utilizaba a menudo, sobre todo si debía hacer una gira por varios países. Sólo la última semana de mayo, Moratinos viajó en el airbus a Rio de Janeiro, porque el presidente del Gobierno renunció finalmente a acudir al III Foro de la Alianza de Civilizaciones. El resto de los viajes de los últimos meses los ha tenido que hacer en el Falcón, que es más pequeño y tiene un menor coste tanto en hora de vuelo como en tripulación. Aunque resulta difícil de calcularlo con exactitud, se estima que una hora de vuelo del Falcon sale por unos 2.000 euros y la del Airbus, por unos 6.000.

 

Esta circunstancia ha hecho que Moratinos no haya podido invitar a los periodistas a acompañarle en sus viajes, como hacía con frecuencia antes de los recortes, y eso que el ministro ha viajado últimamente algunas zonas en las que hubiera deseado contar con la presencia de las cámaras de televisión, como por ejemplo en la gira que hizo hace poco a Oriente Próximo o en la reciente conferencia sobre los Balcanes, celebrada en Sarajevo, como presidencia de turno de la Unión Europea.

 

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2010

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930