300 millones de España para la Primavera Árabe

Publicado por el Oct 22, 2011

Compartir

En medio de la caída y muerte de Gadafi, ha pasado casi desapercibida la noticia de que el Gobierno español acordó el pasado viernes poner a disposición del Banco Europeo de Inversiones (BEI) la cantidad de 300 millones de euros para apoyar los procesos de transición democrática emprendidos en algunos países de la cuenca sur del Mediterráneo. Esa cantidad se destinará fundamentalmente a proyectos de agua y saneamiento; energías renovables, eficiencia energética y cambio climático, y creación de empleo y apoyo a las Pymes. El objetivo es revitalizar el tejido socio-económico de estos países y evitar el riesgo de estancamiento económico a corto plazo que conlleva todo proceso de transición.

 

En unos momentos de fuerte crisis económica en España puede parecer un dispendio que nuestro país no debería permitirse. Si embargo, no se puede olvidad la situación geográfica de España. Estamos a las puertas de muchas de esas naciones que hoy viven lo que se ha dado en llamar “Primavera Árabe”. Nos importa que les vaya bien. La estabilidad que Occidente compró durante mucho tiempo a cambio de mantener a dictadores impresentables en el poder ha quedad hecha añicos. Esos países necesitan ayuda de todo tipo, entre ellas la económica. Y quien no se la ofrezca, al menos en el marco de sus posibilidades, no podrá estar luego en condiciones de reclamar un trato de amigo.

 

Este fin de semana, Túnez, donde prendió la mecha de las revoluciones, celebra sus primeras elecciones democráticas para elegir una Asamblea Constituyente. Son importantes, porque los países vecinos se mirarán en ellas, como ponía de relieve en este periódico Bernardino León, enviado especial de la UE para el Mediterráneo Sur. Los islamistas de An Nahda parecen favoritos y ante algunos temores por lo que pueda suceder, sus líderes se afanan en asegurar que quieren un país para todos ya sean islámicos o laicos.

 

En cualquier caso, España tiene que seguir muy de cerca lo que suceda en los procesos electorales en Túnez, en Egipto o en Libia, lo mismo que la marcha de los procesos reformistas emprendidos en Jordania o Marruecos, a donde, por cierto, viaja en breve la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez. Hasta ahora, el Gobierno español ha adoptado una postura cautelosa y Jiménez ha tenido la habilidad de mantener abierto un cauce de diálogo con el PP, llamado, previsiblemente, a gobernar en los meses en que se acelerarán los cambios en el Mediterráneo.

 

Compartir

ABC.es

Terminal Cero © DIARIO ABC, S.L. 2011

Una mirada a las coordenadas en las que se mueve la política exterior de España, que, desde hace tiempo, ya no es un verso suelto en el concierto mundial. Un blog para analizar... Más sobre «Terminal Cero»

Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31