Maleni, por verdiales

Publicado por el oct 8, 2013

Compartir

Malagueña de Cádiz, buena conocedora de unos espetos que vienen a representar a pie de playa el lema que la hizo inmortal -atravesá antes que doblá, que es lo que le pasa a las sardinas domesticadas y a la plancha-, Magdalena Álvarez comparece en Sevilla mientras montan las casetas de la feria de Fuengirola y, de aquí para allá, la Guardia Civil desmonta el tenderete de los sindicatos. Andalucía es un no parar. Déjate llevar por las emociones, decía un anuncio turístico. Pues eso, más o menos. Para una ministra que tenía Rodríguez Zapatero con estudios, van y la imputan, cuando su único y presunto delito es de naturaleza genética, pecado original y denominación de origen de una Junta a la que desde hace décadas le sobran la mayúscula y el gentilicio para quedarse en charpa, reunión o banda; a secas, pero con unas cruzcampos fresquitas. Magdalena declara ante la Justicia para escenificar con su paseíllo las dimensiones del negocio, patrimonio inmaterial de la Humanidad, que mejor define la existencia y la permanencia de la izquierda en los despachos regionales y sus subsedes sindicales y marisqueras. Esa capacidad de adaptación al medio, convertido en cuarto y mitad por la Junta, bien despachado, es una cosa que, lejos de perseguir y aniquilar, merecía la pena proteger en una zona franca o un parque natural. En el ferial de Fuengirola han prohibido la música extranjera con la intención, muy equivocada, de acentuar las señas de identidad locales, reforzadas a través de unos altavoces que por orden del alcalde ignoran las permeabilidad de un flamenco que desde los ritmos de “La leyenda del tiempo” a los samples sintéticos del último Morente, pasando por las sevillanas sinfónicas y faraónicas de los Cantores de Híspalis o las rumbas que El Zurdo escribía a las Azúcar Moreno, no ha dejado de reprogramarse con ingredientes de importación. Venga a prohibir y venga a imputar. Son ganas de ponerle puertas al campo y de cercar una forma de vida cuya impureza, musical o legal, aporta rasgos únicos, genuinamente nacionales, a una comunidad que no era autónoma, sino de propietarios. Todo exterior, como el flamenco.

Compartir

ABC.es

Lo estamos mirando © DIARIO ABC, S.L. 2013

Desde la sección de Opinión de ABC, martillo y alicates en mano, sin manual de instrucciones, un intento de desmontar los lugares comunes de una actualidad desfigurada por el ruido y los ecos que la cubren. Más sobre «Lo estamos mirando»

Categorías
Etiquetas
Calendario
octubre 2013
L M X J V S D
« sep   nov »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031