Un nuevo mito

Publicado por el nov 23, 2012

Compartir

¿Han visto ustedes Otra tierra? En esta original y poética película de ciencia-ficción, aparece de pronto un nuevo planeta en el cielo. Se trata de un planeta idéntico a la tierra. Es, de hecho, la tierra. Algunos piensan que se trata de un efecto óptico, una especie de reflejo, un espejismo. Pero no es así. La “otra” tierra está realmente allí. Aparece en los radares.
Esto nos recuerda algo, claro está. Nos recuerda a Melancholia de Lars von Trier, una película que merece verse aunque sólo sea por los diez minutos iniciales, en los que se ve cómo el planeta gigante Melancholia se aproxima a la tierra.
Todo esto resulta más que curioso para el que firma estas líneas, autor de una novela en la que los seres humanos sienten la presencia de un “planeta análogo” al nuestro, llamado Demonia (“tierra de los espíritus”), que aparece en el cielo, inmenso y rosado, primero en las visiones de unos niños a principios de los años setenta y luego, a fines de los noventa, en los cielos de la tierra.
El modelo de mi Demonia, tal como aparece en El mundo en la Era de Varick, era el planeta Terra de Ada o el ardor, de Nabokov, inspirado en la “antiterra” de Pitágoras.
Recuerdo la ilusión con que fuimos a ver la pelícla 2010, la segunda parte de la mítica 2001 que fue, ha sido y será la película que más me ha impresionado. En 2010, el “misterio” parece resolverse con una especie de mensaje de los que habitan el cosmos. Y el mensaje enviado a la tierra es la aparición de un segundo sol en el firmamento.
¿Han leído 1Q84 de Haruki Murakami? Uno de los muchos misterios de ese libro singular es la aparición en el cielo de una segunda luna. Dos lunas, una un poco más pequeña que la otra.
¿Recuerdan lo que sucedió a principios del año 2012? Una gran estrella aparecía en el firmamento, en dirección a poniente. Los pocos que miran al cielo y se preguntan (o se contestan) dijeron que se trataba de Venus. Luego de la estación espacial internacional. Luego de Júpiter. La gran estrella estuvo en los cielos unos meses y luego se desvaneció.
En su libro ricamente erudito Cosmos y psique (Atalanta), Richard Tarnas afirma que todos los cálculos astrológicos predicen un acontecimiento cósmico de gran importancia para finales de 2012 o principios de 2013.
Somos muchos los que presentimos un acontecimiento de dimensiones cósmicas en los meses que se aproximan.
¿Han oído hablar del planeta Nibiru, cuya aproximación predijo Zecharia Sitchin en sus fascinantes libros Crónicas de la tierra?
Hay un video en You Tube de las noticias de Taiwan, donde se muestra una imagen increíble: dos soles, uno al lado del otro. ¿Se trata de un fenómeno óptico, una especie de duplicación? Y ¿qué será lo que dice la locutora taiwanesa en su bella lengua indescifrable?
Escriban en You Tube “dos soles” y verán numerosos vídeos de personas que han filmado dos soles, a veces uno que se pone y otro que aparece por oriente, a veces un sol diminuto que aparece al lado del sol de siempre. Como la luna más pequeña que aparece al lado de la luna de siempre en la novela de Murakami.
Otra tierra, Melancholia, 2010, El mundo en la Era de Varick, 1Q84, otra tierra en el cielo, un planeta gigante que se acerca, un planeta análogo visible en el cielo, dos lunas una al lado de la otra, una estrella misteriosa, Nibiru, dos soles… No se trata de afirmar ni de negar nada, ni de alimentar fantasías (porque no nos interesa la fantasía, sólo la realidad). Lo que es indudable es que la imagen, el presentimiento, el mito naciente, en fin, de un nuevo cuerpo celeste que aparece en el cielo nos asalta por todas partes.

Compartir

ABC.es

Capítulo aparte © DIARIO ABC, S.L. 2012

Adsense

Capítulo aparte Blog de libros
Etiquetas
Calendario
noviembre 2012
L M X J V S D
« oct   dic »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930