Estuche y uniforme

Publicado por el sep 26, 2012

Compartir

 

La falda me queda corta, o demasiado larga: rara vez en su sitio. Los calcetines, tras tantas semanas calzando playeras, pican; los zapatos aprietan. Pero nada de eso importa: es día de estreno. Los libros en la mano, pesan. El forro, a veces, se desprende, porque  son heredados, sin que por ello dejen de oler a nuevo. Entonces, los libros servían de década en década porque Colón seguía siendo Colón y la raíz cuadrada no se había puesto a régimen. El estuche siempre es distinto: los pierdo casi tanto como la cabeza o el autobús. La entrada impresiona, y la hermana superiora, hábitos marrones hasta los pies, también, aunque sonríe. Siempre sonríe: sonreír es una buena táctica sin efectos secundarios. Llevo la bata planchada, y  me han cosido un pañuelo con una cinta, para que no lo extravíe. Si fuera posible, me pegarían los cordones a los zapatos: también los pierdo. ¿En qué fila me pondrán? ¡Oiga que yo no veo bien, mejor delante! ¡Por Dios, que no me toque al lado de Fulana, que se saca los mocos y los pega en el pupitre, o donde pilla! ¡Ya podía tocarme con Mengana, la popular del grupo! Ella siempre lleva lápices con dibujos y gomas de nata, de las cara. Yo llevo las normales: por la forma en que las pierdo, no me extraña, y porque somos muchos hermanos y la austeridad es virtud necesaria.Y almuerzo bocata de chorizo o de chocolate, no como Mengana que lleva bollera fina. La pizarra está intacta: como si acabaran de fregarla, y las tizas tiesas y blancas. Todas estamos nerviosas, excitadas. En el patio, historias del verano: siempre buenas. Y luego está el comedor.  Lentejas, Otra vez  lentejas. ¿Por qué tendrán tanta obsesión las monjas con las malditas lentejas? Dicen que es por el hierro, pero yo estoy segura de que tienen acciones de alguna plantación. Como están incomibles, el pañuelo que me han cosido, sirve para ocultar los restos. Hay profesor nuevo de gimnasia. Guapo como pocos. Seguro que este año, hasta salto ese maldito plinton. Suena la campana: las matemáticas no saben de estreno. Empieza a llover. No encuentro el lápiz, ¿Alguien me presta uno?

Compartir

ABC.es

Capítulo aparte © DIARIO ABC, S.L. 2012

Adsense

Capítulo aparte Blog de libros
Etiquetas
Calendario
septiembre 2012
L M X J V S D
« jul   oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930