Viendo a la gente leer de gorra

Publicado por el may 21, 2012

Compartir

Escribo estas líneas en el auditorio de la tienda de una conocida cadena de productos culturales (en fin, podría poner el nombre, ya lo sé, porque no es que haya muchas precisamente, pero bueno).

En fin, a lo que vamos. Uno tiene siempre una relación extraña con sitios como éste ¿Un espacio en medio de una superficie destinada a la venta, en donde poder estar sin consumir nada? Sinceramente, ¿no es una contradicción?

Echo un vistazo a mi alrededor. Son las 13.45, afuera hace un bonito calor, y aquí se está a gusto con el aire acondicionado. Hay una música de fondo, parece rock’n'roll clásico, pero puestos a tener banda sonora, siempre prefiero tener la mía propia en los auriculares (en este momento, por si a alguien le interesa, mi reproducción aleatoria me ha llevado al Beautiful Killer, de Madonna, ejem).

Aparte de mí, 11 personas se reparten por los altos escalones de madera. De ellas, diez son hombres. Sólo una señora ojea lo que parece un libro de recetas y toma notas (mal indicio para una posible venta). A mi derecha, un señor se echa una ostentosa cabezada. En cuanto al resto, vencen los cómics por goleada, un formato bastante agradable para dedicarle un ratillo a descansar entre compra y compra.

Creo que, de los que estamos aquí, no se materializarán muchas adquisiciones. De hecho, yo tampoco compraré nada hoy, aunque no se puede decir que, en general, si esta bonita cadena quiebra no será porque yo no me dejo mis buenos dineros en ella.

Me gustaría pensar que nos hemos reunido, de manera anónima, aleatoria y espontánea, un puñado de amantes de la cultura. Pero, francamente, no veo mucha diferencia entre esto y un vagón de metro. No se si será por los e-readers, pero tengo la sensación de que cada vez más gente va leyendo en el suburbano. Pero esto, claro, es sólo una intuición sin datos que la respalden; al fin y al cabo, yo soy de letras.

Sin embargo, nunca he oído hablar de un vagón de metro como de un recinto donde la cultura se refugie. Y mira que se parece a este auditorio, incluido el porcentaje de los que aprovechan para echarse un sueñecito. Porque lo demás está aquí: aire acondicionado, música no elegida de fondo… y ni siquiera tenemos que preocuparnos de si nos pasamos de parada. A lo mejor tendrían que plantearse un cambio de decoración.

@rosenrod

Compartir

ABC.es

Capítulo aparte © DIARIO ABC, S.L. 2012

Adsense

Capítulo aparte Blog de libros
Etiquetas
Calendario
mayo 2012
L M X J V S D
« abr   jun »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031